fbpx

No lo dejaron volar con sus perros «si es necesario regreso caminando pero no los dejaré»

Chamo y Nilo son su familia y a la familia no se le abandona.

Michael Graef, es un viajero de 33 años que siempre ha estado acompañado de Chamo y Nilo, sus peluditos, pero después de que quedó varado en Perú cuando inició la cuarentena del COVID-19, regresar a su natal Argentina fue algo bien complicado, pues tenía mucho miedo de que en el vuelo humanitario no recibieran a sus perritos. Él por supuesto no pensó, ni por un segundo, abandonarlos.

Lo inesperado.

Luego de que Michael recorrió varios países de Sudamérica, llegó finalmente a Perú, pero fue allí donde su rumbo tuvo que detenerse.Debido al aislamiento social, el hombre tuvo que quedarse por un tiempo indefinido en aquel país en el cual solo planeaba estar de visita y el mismo en el que días después, algunas personas le robaron sus pocas pertenencias. Michael quedó solo con la ropa que tenía puesta y con el triciclo en donde transporta a Chamo y a Nilo, sin dinero y sin más amigos que sus dos perritos, le tocó vivir en la calle.

Su historia fue dada a conocer por medio de Jussy Pizzaro Chizan, a quien conoció en en el cruce de Arenales con Cuba, Lince lugar donde frecuentemente Michael estaba acompañado de sus peluditos. Luego de contarle su historia a la mujer, el hombre un poco avergonzado le preguntó a ella sí tenía zapatillas de talla 42 o 43, porque después de que quizás le dijeran que sus perritos no eran admitidos en el vuelo humanitario, él estaba dispuesto a caminar de regreso con ellos a Argentina.

Él estuvo recorriendo parte de Sudamérica y de retorno a su país lo agarró la cuarentena en Perú. En la foto está con Chamo y Nilo, sus dos compañeros de aventuras. Uno de ellos, colombiano. A Michael le robaron sus pocas pertenencias en Perú y con mucha vergüenza me consultó si tenía zapatillas talla 42 y 43. ¿Por qué? Porque si no lo reciben en un vuelo humanitario con sus dos perros, se irá caminando hasta Argentina – Escribió Jussy Pizzaro Chizan en su red social.

Una muestra de amor asombrosa.

De inmediato Jussy se dispuso a ayudarlo, pues una persona con ese corazón no merece estar pasando por cosas tristes. Además, Michael le confesó que nunca le había pedido nada a nadie, porque en su país nunca tuvo necesidad, pero con ella las cosas fueron distintas, pues la mujer supo ganarse su confianza.

Jussy en su cuenta de Facebook hizo una publicación para dar a conocer la historia del hombre y sus dos perritos, también para pedir ayudas como: un celular que alguien no estuviera usando y las zapatillas que necesitaba para cambiar las suyas que ya estaban bastantes dañadas. Aunque Michael le dijo a la mujer que no recibiría dinero, ella pidió algunos aportes económicos, pues él no tenía donde vivir y mucho menos con qué alimentarse, lo poco que lograba recoger, se lo daba, en su mayoría, a sus perritos.

Me conmovió tanto cuando me dijo: ‘si yo no tengo para comer, me las aguanto, pero cuando no tengo para darles a ellos, se me parte el corazón’ – Escribió Jussy Pizzaro Chizan en la descripción del vídeo de Michael.

A parte de preocuparse por el bienestar de Chamo y Nilo, los dos perritos, Michael también pidió que alguna sociedad animalista le ayudara con su proceso de regreso a casa en compañía de sus cachorritos, cualquier forma en la que lo puedan apoyar con su viaje a Argentina, sin duda será agradecida por el hombre.

A él siempre lo encuentran por los alrededores de la Contraloría Camilo Carrillo y por el consulado de su país – Escribió Jussy Pizzaro Chizan, en su red social.

Su historia realmente conmueve corazones.

Rápidamente algunas personas se acercaron a él para ayudarlo con su difícil situación, le regalaron un celular para que se comunicara con su familia, también le regalaron ropa e incluso le crearon una página de Facebook llamada Michael Graef, para que las personas que quisieran se pudieran poner en contacto con él para ayudarlo de la manera que les fuera posible.

Para ese momento, para Michael lo más importante era solucionar su tema relacionado con su estadía y la de sus perritos,sin olvidar que que no habìa forma de que se separaran, tenían que regresar juntos a casa.

Esperamos que esta situación haya tenido un desenlace muy feliz y de igual manera estaremos pendientes a cualquier cosa que ocurra con esta mini familia.

Fuente: Jussy Pizarro Chizan.