fbpx

No, no son garrapatas gigantes, son ocho erizos bebés huérfanos que una gatita adoptó

No es la primera vez que esta tierna gatita ayuda huérfanos, siempre que ve animalitos que necesitan de ella, sale al rescate. 🐱❤️🦔

La naturaleza de una madre siempre será la de brindar amor y cuidado a cualquier ser indefenso que necesite de su ayuda y Musya, una amorosa gatita criada en el Zoológico de Sadgorod en la ciudad portuaria de Vladivostok, cerca de la frontera con China y Corea del norte, sabe muy bien de ello.

Ruptly

En su corta pero muy valiosa vida, ya ha tenido la oportunidad de ser mamá un par de veces, sin embargo, su labor como cuidadora sustituta para otros animales ha sido vital y ha hecho que sea reconocida en todo el mundo, en especial por el amor que ha brindado a especies muy diferentes a ella.

Estaban solos y necesitaban de alguien como ella.

Musya ya era una antigua integrante del Zoológico cuando, en julio de 2017, una emergencia con pequeños integrantes muy filosos la puso en el mapa: una camada de ocho pequeños bebés erizos que habían nacido unos días antes, se había quedado sin mamá por un infortunado accidente con una cortadora de césped que le había dado un contundente golpe en la cabeza.

Ruptly

Los pequeños, que aún eran ciegos por los pocos días de desarrollo después del nacimiento, se rehusaban a ser alimentados por medio de otros animales gestantes o los biberones y jeringas que los empleados del lugar les proporcionaban. Por esa misma razón, se encontraban en un peligro constante por la falta de alimentación.

En ese momento, Alyona Asnovina, subdirectora del zoológico, vio a su gatita Musya dando una vuelta alrededor del lugar cuando pensó en una idea que podía funcionar: la minina había dado a luz poco antes y había alimentado a otros gatitos adoptados, por lo cual, podría alimentar a otros mamíferos que lo necesitaran. 

Ruptly

Vi a nuestro gato Musya en el patio. Rápidamente la agarré y la puse junto a los erizos bebés. -Dijo Alyona a Daily Mail.

De inmediato, y para sorpresa de la mujer, tanto los bebés como la gatita captaron el mensaje de buena manera: los erizos, al sentir el calor y el olor a leche de la peludita, se acercaron a ella con la confianza que no habían tenido con los otros métodos de alimentación y, al mismo tiempo, Musya los aceptó y se acostó para que ellos pudieran recibir la leche que tanto necesitaban para sobrevivir.

El hermoso momento fue cubierto por distintos medios nacionales que lo hicieron público y cautivaron a la audiencia mundial y, de la misma forma, fue celebrado por el zoológico que reconoció el gran trabajo de la gatita, añadiendo que se sentía totalmente cómoda con alimentarlos y que solo en caso de sentirse lastimada por sus agujas maullaba un poco.

A continuación puedes ver el video de Musya alimentando a los erizos:

Musya fue el reflejo perfecto del amor de una madre hacia todos los que lo necesiten. Gracias a ella esos pequeños bebés sobrevivieron y pudieron salir adelante de la mejor manera.

Fuentes: Zoo Park Vladivostok