fbpx

ONG advierte al mundo: «Los koalas están prácticamente extintos»

Un llamado de auxilio, un grito al viento, los Koalas no aguantarán más.

Uno de los animales más tiernos del planeta, debido a su dulce y redondito aspecto, está a punto de ser declarado funcionalmente extinto, lo que lleva a que algunas personas nos preguntemos seriamente si realmente deseamos vivir en un mundo donde los preciosos kolas ya no existirán, donde serían solamente un recuerdo de lo que este planeta alguna vez fue, antes de que los humanos acabáramos con él.

Pues la Ong Australian Koala Foundation (AKF) lanza un último grito de auxilio para que esto no suceda.

Pixabay

El Koala está a punto de ser declarado funcionalmente extinto.

Pero, ¿qué significa funcionalmente extinto? Este término es utilizado para hablar de una futura pero inevitable situación de extinción de una especie, lo que quiere decir, que no está actualmente extinto, pero potencialmente lo estará en un determinado espacio de tiempo, debido a su incapacidad para cumplir con su tarea dentro de un determinado ecosistema o por una reducción demasiado significativa en su número poblacional.

En el caso del koala aunque todavía se registra la existencia de aproximadamente 80.000 individuos, su población decreció de una forma tan dramática y acelerada que los ejemplares vivos no serán suficientes para asegurar la supervivencia de la especie a largo plazo.

Y es que aunque para las personas que no nos dedicamos a la ciencia, hablar de 80.000 koalas nos parezca una gran cantidad, no lo es en realidad, pues si ponemos las cosas en perspectiva lograremos ver lo que los científicos ven cuando hacen sus cálculos y análisis: esta cifra corresponde apenas al 1% de los ocho millones de koalas que fueron cazados para vender su pelaje o a ellos mismos como mascotas exóticas entre los años 1890 y 1927. ¿Se imaginan? 8 millones de koalas!!!

Pixabay

Estas son las razones de la posible extinción del Koala.

Pero aunque la cifra anterior nos erice la piel, la caza para el comercio fue apenas una de las causas en la disminución de la población de esta especie, ya que es en realidad la destrucción de su hábitat natural la verdadera culpable de la posible desaparición de estos particulares animales, marsupiales que se hallan únicamente en el continente australiano, adaptados a un entorno tan específico que su especialización alimentaria consistente en comer las hojas de eucalipto, es uno de los ejemplos más sorprendentes de evolución endémica.

Pixabay

No obstante, volviendo a las razones de la posible extinción funcional de los Koalas, fueron la urbanización humana y la deforestación las que convirtieron en un desierto gris el área que otrora estos bellos animalitos llamaron hogar. Construir nuestras casas, centros comerciales y gigantescas avenidas además de cortar sus eucaliptos, es lo que los tiene al borde de la extinción.

Y sin embargo, ¿existe aún esperanza?

Un último grito de auxilio, una última oportunidad.

Para la directora de la Ong Australian Koala Foundation (AKF), Deborah Tabart, aún podríamos hacer algo para evitar la extinción de los koalas, pero significaría un esfuerzo mancomunado entre la población australiana, los grupos ambientalistas y sobre todo, el gobierno, pues urge que este tome medidas eficientes para proteger a los pocos individuos que aún quedan de esta especie.

En su último informe, Tabart le pide a los legisladores que aprueben una ley que ya está en tramite, denominada Koala Protection Act lo que traduce en español Ley de Protección al Koala, que se base en una ley expedida en los Estados Unidos que salvó de la extinción al águila calva, símbolo de su país.

Según la directora de la Ong la ley en ese escenario funcionó tan bien debido a que esta arguyó temas de importancia política como el orgullo nacional, algo perfectamente aplicable al contexto australiano ya que el koala es el símbolo nacional del país.

Por favor gobierno asutraliano, no permitan que el koala desaparezca, es sus manos reside nuestra última esperanza.

Pixabay

Fuente: SaveTheKoala.