fbpx

Perrita taxista, su especialidad es ser copiloto pero no descarta conducir algún día

Por su mirada supongo que lo de conducir está descartado… verdad??

Un hombre residente de Paraguay durante sus jornadas nocturnas como taxista, pasó de estar acompañado por su radio a contar con la compañía de su perrita, llamada Princesa, de raza beagle. Han sido tres largos años en los que la perrita, en su puesto de copiloto, ha acompañado a su humano todas las noches a conducir por la ciudad, prestando, no solo un servicio de movilidad a la comunidad, sino que también uno de alegría y buena compañía, pues a quien no le gusta subirse a un auto y encontrarse con un peludito sonriente dentro?

Servicio de taxi perruno.

Cada vez que llega la hora de partir para comenzar el turno de trabajo en el taxi, Princesa se despide de su familia y da un salto para ubicarse directamente en su puesto asignado: el de copiloto.  La perrita es muy sociable y con el pasar de los días se ha dado cuenta que con su presencia no solo hace feliz a su humano, sino también a las personas que se suben en su coche y aunque a veces el regreso a casa puede demorarse un poco más de lo planeado, Princesa hace su mayor esfuerzo por mantenerse muy activa para ayudar a terminar su jornada laboral y volver con el hombre al que dedica todo su cariño, juntos a casa.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Umi the Beagle 🐶 (@umithebeagle) el

Claramente la presencia de Princesa en el taxi, es algo que nadie puede pasar por alto, pues con cada pasajero que se sube al coche es una nueva oportunidad para hacer sonreír a alguien, recibir caricias y por supuesto ser la protagonista de muchas fotos.

Así fue como la historia de la perrita fue dada a conocer: por un pasajero llamado Claudio Gabriel D Oliveira, que publicó en su página de Facebook la peculiar relación entre un conductor de taxi y su hija perruna.

La taxista más hermosa de la noche esta fiel amiga llamada Princesa. Acompaña a su dueño hace aproximadamente 3 años todas las noches de trabajo durante sus recorridos – Escribió Claudio Gabriel D Oliveira en su red social.

La imágenes de esta bella taxista no tardaron en hacerse virales, demostrandonos una vez más lo maravillosos que pueden ser los peluditos con sus dueños, a quienes por supuesto aman y no abandonarían a pesar de cualquier circunstancia.

Perrito taxista puede ser apenas el comienzo de muchos otros oficios.

Por ahí dicen que todos los trabajos son difíciles, sin embargo, hay una serie de cosas que los pueden hacer más llevaderos, e incluso, divertidos. Por ejemplo amar cada día lo que haces y evitar que se vuelva rutinario, pero hay algo más beneficioso y poco común: llevar a tu jornada laboral a alguien muy especial.

A partir de esta historia podríamos comenzar una nueva iniciativa para el trabajo: y si llevamos a nuestros peludos a trabajar con nosotros? De seguro ellos estarán refelices de ir contigo en lugar de quedarse en casa todo el día esperándote. Fijo, ellos no te dirán que no.

Mientras tus hijos o quizás tu pareja pueden acompañarte esporádicamente a tu trabajo, antes de sentirse aburridos o cansados, hay alguien que siempre estará feliz de emprender nuevas aventuras a tu lado y estos son tus amigos peluditos.