fbpx

Perrito ambientalista, durante años este peludito ha mantenido limpio un río en China

Este perrito es un ejemplo a seguir, bueno puede que también le guste mucho hacerlo.

Según lo que pudimos establecer consultando diversas fuentes, este precioso perrito fue entrenado por su dueño para ayudar a limpiar un río en Suzhou, provincia de Jiangsu en el este de China, el cual desde hace más de diez años está lleno de basura, en especial de botellas plásticas.

Aunque el inicio de todo el asunto no es del todo claro, lo cierto es que el perrito lleva más de una década recogiendo toneladas de basura.

Vocativ

Se estima que ha sacado cuando menos 20 botellas diarias del río durante los últimos años, contribuyendo más que la mayoría de humanos a arreglar un poco el daño que le hemos hecho al medio ambiente.

La rutina más bonita del mundo.

El hermoso perrito llega a la orilla del río temprano en la mañana y de inmediato comienza su rutina, se lanza al agua y va tras su primera botella del día, la toma con la boquita y regresa a la orilla, sale del agua, se sacude un poco, sube unas escalerrilas que hay antes de llegar al deposito de reciclaje de plástico dispuesto a la salida de un establecimiento comercial, donde deposita su primera atrapada.

Vocativ

Sin pensárselo, vuelve y baja al río y el ciclo comienza de nuevo.

Ya los locales lo han convertido en toda una atracción turística y las personas que visitan esta zona se toman su tiempo para observar al lindo perrito.

Él está en buen estado físico, se lo ve cuidado y con buen peso. Además, claramente disfruta de su actividad, el peludito recoge las botellas contento y sin que nadie lo pueda ni detener entra al río una y otra vez.

Vocativ

En medio de la crisis ambiental, este perrito surge como símbolo de resistencia.

Las cantidades de plástico que llegan a los océanos, ríos y demás fuentes hídricas del planeta a diario son inmensas y las consecuencias aún más grandes para el equilibrio del medio ambiente, pues además de contaminar las aguas, le hacen muchísimo daño a cientos de animales que se quedan atrapados en las redes y bolsas o que se comen el plástico.

Por ello este perrito surge como símbolo de un cambio urgente, hace que uno se pregunte si él puede ayudar, por qué yo no? y no todos tenemos que meternos al agua y sacar las botellas, con que reduzcamos el consumo de cualquier producto hecho con dicho material y depositemos la basura en los lugares destinados para ello, ya estamos aportando un granito de arena.

Por supuesto, las grandes compañías son las llamadas a hacer los cambios más significativos.

Mira a continuación un vídeo en el que podrás observar con más detalle la rutina de reciclaje de este lindo perrito.

Agradecemos a este pequeñín por ser un perrito inspirador del mejoramiento de nuestro medio ambiente!

Fuente: Vocativ.