fbpx

Perrito aprende a conducir pero nadie le explicó las leyes de tránsito y lo multan

La policía le tuvo consideración por ser hermoso, pero que no se vuelva a repetir.

El pequeño Buddy, un tierno y esponjoso perrito, ya está en sus años de vejez en tierras australianas, sin embargo, los últimos años de su vida se han visto afectados por algunos achaques que vienen con la edad: este peludito no ve ni oye desde ya hace un tiempo, por eso su papá humano ha decidido tomar acciones para hacerle su vida más fácil, algunas de ellas, muy conmovedoras.

Policía de Victoria

Amor sin límites.

El papá de este pequeño, un señor llamado Terri, no solo busca su bienestar por el amor que le tiene a su perrito, claro que es la principal razón, sin embargo, lo hace porque lo entiende: él también es sordo y busca evitarle problemas a los que él mismo se ha enfrentado debido a su condición. Por ello y en la búsqueda constante de métodos que ayuden a mejorar la calidad de vida de Buddy, su dueño decidió comprarle un elemento que sirviera para llevarlo a su paseo diario por las calles de Heidelberg West, evitando tropiezos, caídas o malos ratos. Fue entonces cuando encontró este carro manejado por control remoto que era perfecto para el tamaño y el estilo particular de su perrito.

Como todo un perrito con estilo, el carro que lo pasearía tenía que estar a su altura. Terri le compró una imitación de Mercedes Benz negra en el que su colita cabe perfectamente bien y en el cual este peludito puede sentirse pleno al sentir el viento en su carita.

Policía de Victoria

¡Alto ahí, infractor!

En uno de estos paseos por una acera, mientras Buddy disfrutaba del viento en su carita y Terri iba unos pasos detrás de él, este pequeño carro se tropezó con la oficial de policía Lynda Giblett, que, al verlo, no pudo contener la emoción y después de tomarse algunas fotos con él y Terri, lo multó.

Atrapado manejando bajo la influencia de la ternura – Escribió el Departamento de Policía de Victoria en Facebook.

Algunos pudimos asustarnos con la multa que este pequeño y precioso peludito recibió, sin embargo, la única contravención que encontró la oficial Giblett en contra de Buddy, fue lo hermoso que puede llegar a ser y lo triste que es no tener el privilegio de verlo a diario.

Policía de Victoria

Aunque Buddy va a seguir manejando su Mercedes en compañía de Terri, con toda la tranquilidad del mundo, podemos afirmar que el amor que ellos dos se tienen, rompe toda barrera física y la compañía que se hacen es todo lo que necesitamos para creer en el amor sin condiciones.

Fuentes: Policía de Victoria Facebook, Herald Sun