fbpx

Perrito esperó pacientemente a su padre hospitalizado por Covid, él sabía que volvería

Un perrito nunca deja de esperar.

Diariamente las personas y los animales nos hemos visto obligados a luchar en contra del Coronavirus, nosotros por no contagiarnos y ellos por permanecer con sus familias, pues muchos han sido abandonados a su suerte debido a la crisis sanitaria y financiera que está viviendo el mundo.

Unos han sido dejados por total desinformación acerca de si transmiten o no la enfermedad y aclaramos que según la OMS los animales no son transmisores del virus, mientras que otros han tenido la desventura de no ser lo suficientemente importantes para sus hogares.

Los animales solo pueden transmitir cosas buenas.

Diariamente aumenta el número de las mascotas que han sido abandonadas en las diferentes ciudades del mundo y aunque son muchas las sociedades animalistas las que intentan ayudarlos, cada vez la alta cifra se hace más complicada de abarcar.

Sin embargo, esta no es la historia de todos los peluditos, algunos siguen siendo tan amados y cuidados que quizás sólo han notado de esta cuarentena que su paseo diario ahora es un poco más corto.

Y como estas positivas historias es la de un perrito de raza pastor alemán, que ha vivido durante mucho tiempo con su dueño en una casa flotante en el condado de Manatee, Florida.

Tanto tiempo juntos los hizo la mejor familia, sobre las aguas de Estados Unidos navegaban y jugaban hasta quedar rendidos y dejarse caer en las cálidas olas del mar. Pero luego de que se conocieran detalles de la emergencia sanitaria, las cosas cambiaron un poco. El perrito y su papá humano tomaron todas las medidas necesarias para protegerse del virus, sin embargo, el hombre se contagió y unos extraños síntomas no permitieron que llevaran a cabo las actividades que hacían diariamente.

Ser muy juicioso y acostarse a su lado eran las únicas formas que tenía el peludito de ayudar a su papá, pero luego de varios días de sentirse cada vez más enfermo el hombre fue hospitalizado por ser un posible caso positivo de Coronavirus y el perrito de un momento a otro, pasó a estar solito dentro de la casa flotante.

La prueba de amor a la que se vio enfrentada esta inocente almita.

Todo había pasado muy rápido, escasamente su padre había alcanzado a darle algo de alimento y a acariciar sus orejitas por última vez, cuando de repente se marchó. El hombre tuvo que enfrentarse a dos preocupaciones por falta de una, su salud y que su hijo perruno se había quedado solo en la casa flotante.

Abandonarlo no era algo que se le pasara por la cabeza, por lo que se comunicó con la oficina del Sheriff de Martin County (MSCO) para pedirles que rescataran a su pastor alemán. Les informó que se había quedado solo en la casa y que él probablemente se demoraría un tiempo en llegar, pues al parecer estaba contagiado de COVID-19.

Inmediatamente el cuerpo policial se puso a trabajar en la misión de rescate y luego de unas horas, tenían un plan seguro para ellos y para el can.

La unidad Marina de MSCO trabajó con los Oficiales de Servicios de Animales para crear un plan que garantice la seguridad de los oficiales que abordan el bote y el rescate del animal varado – Afirmó la institución Policial.

Los elementos de bioseguridad estaban listos, los oficiales se vistieron con los equipos de protección y se dirigieron en busca del peludito que necesitaba ser rescatado. A la orilla de un muelle, fue encontrada la casa flotante con ayuda de las indicaciones que el preocupado dueño les había dado para encontrar al can, el cual se encontraba esperando paciente acostado sobre una cómoda silla.

Luego de unos minutos de ganarse su confianza, lograron llevarlo a tierra firme y en ese instante un amoroso rescatista lo acaricio y le dio un tierno beso, para demostrarle que todo estaría bien.

Luego del emotivo rescate el alegre perrito fue trasladado a un refugio, en el cual será cuidado mientras su dueño se recupera de la enfermedad.

Aplaudimos el lindo gesto de los uniformados y la preocupación de este amoroso dueño que piensa en el bienestar su mascota en medio de la dificultad en la que se encuentra, esperamos que se recupere de manera satisfactoria para que pueda ir en busca de su hijo perruno.

Una vez más hacemos la invitación a las personas que tienen bajo su cuidado peluditos para que los amen hasta el final de sus días y vean en ellos la mejor compañía de vida que cualquier ser humano puede tener.

Fuente: Martin County Sheriff¨s Office.