fbpx

Perrito le lleva la comida a su vecina, una abuelita con problemas respiratorios

Tal vez no es consciente del bien que está haciendo, pero de lo que sí estamos seguros es que el corazón de un perrito está lleno de bondad.

No cabe duda que la situación que estamos atravesando durante el Coronavirus, ha sacado a flote el sentido de ayuda de algunas personas y de este desinteresado gesto también hacen parte los perritos, en esta ocasión el hermoso protagonista fue Sunny, un peludito de raza golden retriever que cumple un papel muy importante en la iniciativa de ayuda de su mamá humana para con su vecina.

KKTV

Lleva un poco de luz y alegría en cada domicilio.

Sunny tiene 7 años y vive con su mamá Karen Eveleth, en Manitou Springs, una ciudad ubicada en Colorado, Estados Unidos y desde pequeño ha demostrado ser muy amoroso, juguetón pero ante todo servicial. Durante 10 años él y su mamita han vivido al lado de una mujer llamada Renee Hellman, una abuelita de 65 años que padece de una enfermedad respiratoria crónica y por la cual requiere suministro de oxígeno constante, sin embargo, esto no le impide ser una vecina muy consentidora con todos los perritos del vecindario, pero con una linda e indescriptible relación de complicidad con Sunny, quizás por las croquetas de más que le da a escondidas de los otros peluditos.

KKTV

Esta tierna abuelita se ha ido ganando el corazón de sus vecinos, quienes diariamente la veían barriendo y arreglando el frente de su edificio, hasta que de unos días para acá la ausencia de la señora Hellman, como la llaman todos, se empezó a notar.

Karen y Sunny son conocedores de la enfermedad respiratoria de Renne, por lo que al pasar de los días sin verla decidieron cerciorarse de que todo estuviera bien, por lo que fueron a su casa rápidamente a preguntarle cómo se encontraba y quizás saber si necesitaba algo. Debido a la cuarentena y a los efectos que causa el COVID-19 en los adultos mayores, la mujer había decidió autoaislarse por su salud, por eso no la habían visto tan siquiera en las ventas.

La señora Hellman quien se estaba tomando muy enserio el aislamiento social, no salía para nada y su comida poco a poco se había empezado a acabar, por fortuna sus dos vecinos habían llegado para ayudarla.

KKTV

Guau Guau, una patita amiga llegaba para ayudarla.🐾

Necesitaban comprar y hacerle llegar la comida a Renne, pero también debían asegurarse de no tener mucho contacto con la abuelita pues no querían que se enfermera, por lo que el colaborador Sunny, era el perfecto para cumplir este lino propósito. Una semana se demoró el perrito en aprender su nueva lección, la cual era muy sencilla: ir a la casa de la señora Hellman, regresar donde su mamá y volver hacer el recorrido un par de veces. Diariamente Renee le pone al inteligente peludito en el hocico, una hoja de papel con la lista de los alimentos que necesita y él rápidamente corre hasta donde Karen, su mamá, para entregarla.

KKTV

Mientras Karen va al supermercado a comprar todo lo que necesita su vecina, Sunny descansa tomando un baño de sol, pues lo que espera es una tarea muy especial e importante, que le ha sido asignada por ser el mejor amigo de la mujer. Cuando su mamá llega de hacer las compras reparte estratégicamente los víveres en distintos paquetes para que sean llevados fácilmente por Sunny, Karen cuidadosamente pone las bolsas en su boca y este delicadamente se las lleva a Renne, pues no quiere que los huevos o quizás las verduras le lleguen estropeadas a su vecina preferida.

¿Alguien pidió perrito a domicilio? Perdón un domicilio 😂

Así diariamente Sunny le lleva a la señora Hellman su comida, sin pedir nada a cambio, pero aún así recibe una linda sincera sonrisa y unas tiernas cosquillas en su pancita como forma de agradecimiento.

Pequeñas cosas como que Sunny venga a visitarme y a ayudarme, son realmente lindas. Me hacen sentir muy bien y es como una forma de comunicarme – Dijo Renee Hellman a KKTV.

La imagen que fue rápidamente viralizada en Internet ha conmovido cientos de corazones, que aplauden y felicitan la valiosa labor del perrito y quienes aseguran, al igual que nosotros, que el peludito cumple dos hermosas funciones: la primera ayudar a la abuelita llevando sus alimentos y la segunda alegrando el día con su linda presencia.

Karen Evelth / ABC News

Sin lugar a duda también estamos seguros de que no existe una mejor forma de ayudar a la abuelita, pues una persona aun con todas las precauciones la podría contagiar, en cambio Sunny y otros angelitos de cuatro patas, están avalados por la Organización Mundial de la Salud para ser la compañía perfecta durante esta cuarentena, ya que no son transmisores del Coronavirus, sino únicamente de amor.   

A Continuación les dejamos el divertido video…

Fuente: KKTV 11 NEWS