fbpx

Perrito extraña tanto a su mamá cuando va al trabajo que al regresar no para de abrazarla

Es un poquito intenso, pero es que la ama muchísimo porque ella lo salvó de las calles.

A la familia de Megan Sweers, su novio y su perrito Nellie, llegó otro integrante peludito de cuatro patitas llamado Kylo. Para este perrito de raza pitbull de color café, solo bastaron cuatro horas de reconocimiento de su nueva casa, para instalarse y sentirse como un miembro más de la familia.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Meghan & Pups (@reward_your_dog) el

Su camino estaba asignado y por eso nunca encajó a la perfección.

Con tan solo 10 meses de edad, Kylo, llegó a un refugio de animales en West Memphis, una ciudad de Arkansas, Estados Unidos. No pasó mucho tiempo, antes de que Alive Rescue se fijara en él, para convertirlo en el siguiente peludito para dar en adopción. Fue ubicado en una casa temporal, mientras las personas indicadas llegaban a su vida, pero los días pasaron y el teléfono no sonó con alguien preguntando por él.

Quizás porque existen muchos pensamientos equivocados acerca de los perritos de esta raza, nadie quiso aventurarse a tener en su hogar a Kylo, un peludito con unos ojos realmente hermosos y un comportamiento inigualable. Sin embargo, sus resctaistas no se dieron por vencidos y siguieron publicando sus lindas fotos en las redes sociales con la intención de que en algún momento llegarían a la persona indicada.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Kylo (@stubs_sass_and_bull) el

Como en las historias fantásticas, la magia estaba por ocurrir.

La imagen de Kylo apareció en las noticias iniciales de Megan y aunque ella ya tenía en casa a su perrito Nellie de raza corgi, pensó que era el integrante que le faltaba a su familia para estar completa. De inmediato se pusieron en contacto con el refugio y por supuesto los trabajadores no pudieron estar más felices, era como si simplemente hubieran estado aguardando el uno por el otro.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Kylo (@stubs_sass_and_bull) el

Antes de que Kylo se instalara por completo en su nuevo hogar, era importante que él se llevara bien con el que sería su nuevo compañero de aventuras, Nellie. Durante cuatro horas, los trabajadores del refugio y su mamá adoptiva, vigilaron de cerca el inicio de la relación de los dos canes y cuando se percataron que todo marchó con total normalidad, lo dejaron muy feliz en su nueva casa.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Kylo (@stubs_sass_and_bull) el

La tarde fue bastante productiva, pero Kylo no pudo esperar más para demostrarle a sus humanos lo feliz que se estaba sintiendo al tener una familia y se los demostró de una manera bastante particular, durmiendo sobre madre.

Tan pronto como se fueron, se subió a mi regazo, metió la cabeza debajo de mi barbilla y comenzó a roncar como una motosierra. «¡Desde ese momento mi esposo y yo supimos que se quedaría con nosotros! – Contó Megan Sweers, a The Dodo.

Besos y abrazos llenos de amor.

Cada día fueron surgiendo las tiernas demostraciones afectivas de Kylo, ya no solo se trataba de querer dormir con ellos todo el tiempo, sino también de demostrarles lo mucho que los extrañaba cuando no estaba en casa, pero en especial a su mamá Megan.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Kylo (@stubs_sass_and_bull) el

Su papá siempre observa cómo Kylo espera pacientemente a Megan, pero aún más asombroso, ha visto cómo ama abrazarla cada vez que llega de trabajar. Inmediatamente la mujer se sienta para descansar y quitarse los zapatos, el perrito salta sobre ella para darle un fuerte abrazo, acción que lleva haciendo hace mucho tiempo y que cuando no sucede demuestra su tristeza total.

Tan pronto como me siento para quitarme los zapatos, él se sube a mi regazo para que lo carguen. Si no me siento para nuestro tiempo de abrazos, él me sigue con la mirada más triste y patética en su rostro hasta que me rindo y lo abrazo – Aseguró Megan Sweers, a The Dodo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Kylo (@stubs_sass_and_bull) el

Para Kylo las muestras de afecto son realmente importantes y por ello aprovecha cualquier ocasión para expresarlas, sin importar que algunas veces pueda ser un poco incómodo para quienes lo rodean.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Kylo (@stubs_sass_and_bull) el

Por su singular forma de ser, Kylo, se ha ganado el corazón de muchas personas y poco a poco ha ido aportando, para que la mala imagen de perritos de raza pitbull se convierta en algo del pasado.

Esperamos que esta familia sea realmente feliz y que sigan teniendo cientos de besos y abrazos perrunos.

Fuente: Stubs Sass and Bull.