fbpx

Perrito perdido encuentra la manera de llegar a donde su veterinaria para pedirle ayuda

Pobrecillo, llevaba tiempo perdido hasta que vio un lugar que le pareció conocido.

La angustiosa situación la tuvo que vivir un perrito llamado Kao Ngein de raza Black Bull Terrier. Durante seis horas el peludito de color negro, recorrió las calles de Tailandia en busca de su mamá humana, pero al no tener éxito se dejó guiar por su olfato hasta llegar a la Clínica Veterinaria Putahracsa, donde suelen atenderlo.

Un hijo perruno buscando regresar a casa.

Todo parece indicar que el cachorrito en su temprana exploración del mundo, se alejó más de lo debido de su madre y cuando quiso regresar a su lado, no pudo, pues todas las calles y casas se le hicieron parecidas y ni su esfuerzo por rastrear el olor de la mujer, lo ayudaron a volver a casa.

Quizás Kao caminó por un largo rato sin un rumbo determinado y fue en medio de esas nuevas experiencias que le estaba dando el mundo exterior, que a su pequeño hocico llegó un olor bastante familiar.

Siguiendo su sentido del olfato, el perrito llegó a la Clínica Veterinaria Putahracsa, moviendo su colita de un lado para el otro, como lo muestra el vídeo de seguridad del establecimiento. Durante unos minutos, el peludito estuvo a la espera de que su médico se percatara de su presencia.

Un paciente de cuatro patitas bastante inteligente.

Mientras su veterinario terminaba de atender a otro animalito, Kao se aseguró de que el lugar en el que estaba, era donde anteriormente su mamá lo había llevado para unas vacunas y después de un par de inspecciones, terminó por convencerse de que ese era el sitio indicado en el cual lo ayudarían a volver con su madre.

Para llamar la atención del personal veterinario, Kao ladró un par de veces, hasta que una mujer se acercó a la puerta para ver de quién se trataba y luego de unas charlas internas del equipo médico del lugar, llegaron a la conclusión de que era un antiguo paciente peludito y lo dejaron ingresar a la clínica para ayudarlo en lo que necesitara.

Al cabo de un rato llamaron a su dueña y ella fue a recogerlo, la mujer estaba feliz de volverlo a ver como lo demuestran las fotografías tomadas por los trabajadores del establecimiento.

Gracias a que este inteligente perrito supo a dónde llegar, pudo reencontrarse con su madre y no está en las calles pasando dificultades.

Acá te dejamos el emotivo video del momento en que el perrito llega a la veterinaria a pedir que lo ayuden a reencontrarse con su mamá.

Esperamos que los papás de todos los hijos peluditos del mundo, estén atentos a las acciones que ellos realizan, siempre conscientes de que para ellos la aventura y la exploración es algo muy divertido que los puede llevar lejos de su alcance, por lo que siempre recomendamos ponerles mucha atención.

Fuente: Veterinaria PutahracsaThe Dodo