fbpx

Perrito perezoso finge estar mal de una patita para que lo suban cargadito las escaleras

Su papá sabe que él está perfectamente bien y que todo es un show, pero igual lo toma en sus brazos y lo sube ❤️

Titán de siete años es un perrito de raza Bulldog, consentido, tierno y a la vez terco, que ama tener largas caminatas en compañía de sus papás adoptivos. A pesar de que le gusta la actividad física y se destaca en ello, hay algo que se niega a realizar cada vez que puede y es subir las empinadas escaleras de su casa, por suerte sus humanos saben de su incomodidad y hacen lo posible por evitarle la perezosa fatiga.

Natalie Bretey / The Dodo

Alguien llegó a cambiar sus vidas por completo.

Luego de ser adoptado en Iowa, Estados Unidos en Furry Friends Animal Refuge, Titán llegó a casa siendo un cachorrito tímido, con poca idea de lo que es tener una familia y cómo comportarse en ella. Sus humanos le tuvieron paciencia y con mucho amor le enseñaron lo que es tener una vida realmente feliz.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Natalie Bretey (@lifeasnatalieknowsit) el

Poco a poco Titán fue mostrando su dulce y sociable personalidad, ya que en cada paseo, se detiene a saludar a cuanto amigo peludito se encuentra. Otra de las cualidades que ha descubierto su mamá Natalie Bretey, aunque no tan buena, es que es un perrito muy terco, pues siempre se esfuerza porque las cosas se hagan a su manera como por ejemplo: hacer la caminata por un lugar específico, detenerse a observar su alrededor o hacer que el recorrido dure unas minutos terminar.

Si bien le encanta ser un bebé grande y amigable, también es muy terco. Frecuentemente se detiene en las caminatas hasta que vamos por el camino que él ha decidido, o se detiene y mira los autos y la gente pasar. Sabíamos que era cariñoso y amistoso, pero no teníamos ni idea de lo terco que era – Contó Natalie Bretey a The Dodo.

Se vale de su tierna carita y otras cosas para lograr su cometido.

Como Titán fue un perrito adoptado en edad adulta, se ha negado a realizar algunas actividades en el hogar, como subir las escaleras. Inicialmente sus padres pensaron que era por sus molestias en la cadera, debido a una displasia leve, sin embargo, luego de la primera vez que lo alzaron para evitar un posible dolor, se dieron cuenta que se trataba de que el peludito no le apetecía subirlas quizás por temor o simplemente pereza.

Una vez Titán se encuentra en la cima de las escaleras, da un salto para seguir con su recorrido de forma natural, algo que a sus papás les causa risa. Ellos saben lo que pasará cada vez que el perrito se topa con los peldaños y aunque en ocasiones tratan de ignorarlo, el can ha ido desarrollando una costumbre de consentido para hacer que lo carguen cuando llega el momento del esfuerzo físico.

Natalie Bretey / The Dodo

Recientemente, Titán fingió haberse lastimado una patita, con el objetivo de que sus humanos lo ayudaran a subir las escaleras. Tal y como lo pensó su divertida actuación funcionó, pues su mamá preocupada por su cadera pidió a su papá que lo alzara, sin embargo, una vez más se dieron cuenta que se trataba de una mentirita, ya que al finalizar la estructura, él pidió bajarse y prosiguió caminando con total normalidad.

Llamé a su papá para que lo llevara escaleras arriba. Como había tropezado esta vez, ¡me preocupaba que no estuviera fingiendo por una vez! Su padre bajó y dijo: «Probablemente esté fingiendo otra vez», lo cargó en sus brazos y lo subió por las escaleras. Antes incluso de que llegáramos a la cima, Titán se estaba moviendo para salir del conjunto de brazos y caer al suelo. Su cojera había desaparecido y corrió hacia la puerta principal. Solo nos reímos. ¡Es un gran actor! – Dijo Natalie Bretey al sitio web.

Natalie Bretey / The Dodo

Este tipo de acciones no deja de hacer sonreír a sus papás, quienes están felices de llevar todos los caprichos de este lindo perrito, que algún día estuvo muy solito en el mundo.

Por el momento su familia, incluido su hermanito gatito, se encuentran resolviendo algunos problemas de la salud de Titán, en el que la afectación en uno de sus oídos es la más preocupante. Debido a que sus padres no tienen muchos recursos para sus tratamientos médicos, han iniciado una campaña de donación a través de Gofundme, para que personas de buen corazón los ayuden a seguirle brindando una excelente calidad de vida a su perrito.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Natalie Bretey (@lifeasnatalieknowsit) el

Esperamos que reciban todo el apoyo que necesitan y que Titán vuelva a ser un chico saludable, feliz y pueda seguir manipulando a sus padres a su antojo.

Fuente: The Dodo.