fbpx

Pesticida acabó con casi 4 millones de abejas de un día para otro en colmena mexicana

Esta es una de las extensiones masivas de abejas más grande de las que se haya tenido cuenta.

Una colmena de abejas vivían plácidamente en medio de la selva, en un poblado ubicado en José María Morelos de Quintana Roo, México. Ellas estaban en su hábitat natural y se dedicaban a cumplir una función muy importante, la de polemizar a más de seis kilómetros de naturaleza, lo que ayudaba a enriquecer el ecosistema.

Sin embargo, de un día para otro, sin dar aviso, aproximadamente 3 millones 600 mil abejas, amanecieron sin vida.

Info7

Muchas personas no le dieron importancia a la perdida de esta colmena y no valoraron la maravillosa labor que las abejas estaban proporcionando, como es el de polemizar a un gran porcentaje de las frutas y verduras que sirven para nuestro alimento.

Sin embargo, los agricultores del lugar se pusieron de inmediato a investigar que había pasado con las obreras más pequeñas del mundo pero las que más hacen por el planeta.

Info7

Una de las extinciones masivas más fuertes del mundo.

Cuando los agricultores llegaron a la colmena, se encontraron con algunas abejas aún vivas, pero todas estaban desorientadas y agonizando, por más de que los agricultores hicieron su mayor esfuerzo por entender que les había ocurrido, no supieron que pasó ni tampoco pudieron identificaron cual era la mejor manera de actuar para ayudar a las pocas que quedaban con vida.

Así que tomaron la decisión de llamar a científicos que les ayudaran a dar con la causa de la gran perdida, allí los investigadores tomaron muestras de polen, miel y de las abejas sin vida y las mandaron al laboratorio.

Info7

Una de las investigadoras aseguro que se trataba de una intoxicación, pues las abejitas tenían un segmento anatómico fuera de su posición normal, dicho segmente hace referencia a lo que para otros animales y humanos, representa la lengua, lo que es un símbolo clave de envenenamiento.

Los resultados de laboratorio arrojaron resultados claros,en el sistema digestivo de las abejas se hallaron elementos químicas como el fipronil, los cuales están presentes en los pesticidas.

Los investigadores aseguran que por la composición química dieron con el pesticida utilizado, el cual tenía etiqueta roja, lo que significa que era de alto riesgo y que nunca debió haberse utilizado en zonas abiertas y mucho menos, donde se sabe hay vida habitando allí.

La fumigación de pesticidas se dio en un cultivo de chile habanero cerca a la colmena de abejas, esto ocasiono perdidas ambientales devastadoras, pues dicho suceso se registró como una de las extinciones masivas más grandes del mundo y de los últimos años.

Este lamentable hecho ocurrió justo en el momento en que millones de personas y organizaciones estamos buscando conscientizar a las personas acerca del trato hacia las abejas y de su importancia para nuestro mundo, nuestra alimentación y nuestro equilibrio. Pero experiencias como estás sólo nos dan a entender que la humanidad no aprende y que en definitiva, tenemos a las abejas en una situación apocalíptica.

Info7

Fuente: Info7.