fbpx

Policía crea comederos para perritos de la calle y ellos hacen fila para comer

Además de hermosos, estos perritos son muy cívicos.

¨Tengo hambre o tengo sed¨, esto diría una persona. Pero esta misma capacidad no la tienen los perritos que deambulan por las calles. Frente a las duras posibilidades que estas sensibles almas tienen de conseguir agua, algo de alimento y a falta de poder comunicarse, este grupo de uniformados quiso hacer algo al respecto para así intentar cambiar sus vidas.


La iniciativa está a cargo de los policías de Huaraz, en Perú, los cuales viendo las difíciles condiciones de vida de los perritos callejeros, han decidido ponerse manos a la obra. Con tubos PVC y otros materiales reciclados, estos héroes con uniforme, han elaborado unos dispensadores de comida, para que los canes abandonados tengan algo con que llenar sus pancitas.

A diario, cientos de paticas corren rápidamente por las calles, hasta llegar a las dos estaciones donde han sido instalados los dispensadores, aunque hay comida suficiente, todos quieren ser el primero en la fila. Sin embargo, siempre hay un angelito de cuatro patas que madruga un poco más que los demás y cuando sus amigos llegan, él ya está terminando su porción de comida y se dispone a darle turno al siguiente. Los que no han corrido o se han levantado tarde, no tienen otra alternativa que tener un poco de paciencia. Lo curioso es que inteligentemente, los perritos hacen la fila y esperan su turno para alimentarse. ¡Que educados! 

Una idea muy bien recibida por los tiernos comensales.

La buena noticia ha sido difundida entre la comunidad perruna. Cada día llegan más perritos moviendo la colita de felicidad, al saber que degustarán de un buen plato de comida. Desde sus inicios, la propuesta realizada por estos agentes ha sido bien recibida, tanto así que al pasar de los días, han aparecido dispensadores en otras estaciones de policía a lo largo y ancho de Perú.

Policía Nacional de Perú

La institución a través de sus redes sociales, está organizando una campaña para seguir ayudando a los animales y hace un llamado a la comunidad así como a las demás organizaciones, para que apoyen la iniciativa que hasta el momento ha alegrado cientos de corazones perrunos.

Perú 21

Con un poco de amor y compresión, las cosas pueden cambiar.

Pixabay

Quién en sus casas no ha visto sus ojitos o tocado sus húmedas narices y ha pensado: ¿Qué haría yo sin él o ella? En algunos casos el amor por nuestras mascotas nos ha hecho cuidarlas y amarlas tanto, que a veces, las personas piensan que estamos un poco locos y yo digo: que piensen lo que quieran, porque, ¿cómo no derretirnos de amor por esos tiernos seres que hacen nuestros días más felices?

No obstante, tristemente esta misma suerte no la tienen todos los perritos, no y mucho menos los que están en la calle, que al tener hambre se ven obligados a rebuscar en la basura y sin querer generan desorden. Pero ellos no tienen la culpa, tienen ganas de comer y aquellas bolsas en el piso con residuos de alimentos que se convierten en una fuente de comida, ¿qué más podrían hacer si no acercarse a obtener lo que puedan de allí?

Por suerte esta iniciativa también ha contribuido a que la ciudad permanezca más limpia, ya que los perritos al tener un lugar al cual llegar a comer, no tienen la necesidad de buscar en las bolsas que encuentran en las calles.

Todos podemos ayudar.

Alimentar a los animales callejeros es algo que cualquier persona puede hacer, que hubieran tenido un dueño incapaz de velar por ellos, no significa que están solos en el mundo. Nosotros podemos hacer algo por ellos, no necesariamente llevarlos a casa, pero si comprarles algo de comer, de seguro estarán muy agradecidos y nosotros ganaremos un nuevo amigo.

Policía Nacional de Perú

Gracias amiga humana, choca esas cinco.

Fuente: FacebookTwitter Policía Nacional de Perú.