fbpx

¿Quieres adoptar a un gato? Tomate unos momentos para responder estas preguntas antes

Averigua si estás listo para tener un gatito.

La responsabilidad de hacernos cargo de una vida es enorme, por eso adoptar nunca debe ser una decisión tomada a la ligera, antes de hacerlo debemos tener en consideración elementos muy importantes de nuestra vivienda, nuestra rutina e incluso nuestra forma de ser, porque lo peor que podemos hacer es abandonar luego de haber adoptado.

Si quieres saber qué tan listo estás para abrirle un espacio a un nuevo miembro en tu familia, tomate unos segundos para meditar sobre estas preguntas. Haz el ejercicio de manera muy juiciosa y tus propias conclusiones te indicarán si es el momento de hacerlo o no.

1. ¿Realmente me gustan los gatos? Para responder a esta pregunta ten en cuenta si has tenido contacto antes con un gato, por ejemplo, el de un amigo, el de un familiar o si en el pasado tuviste uno de estos maravillosos seres. También plantéate si quieres tener un gato porque realmente lo deseas o si de alguna manera estás siendo influenciado por otra persona.

2. ¿Tengo espacio para tener un gato? Ten en cuenta que aunque los gatos son animales pequeños necesitan tener un espacio para jugar, otro para hacer sus necesidades, otros para comer y otro para dormir. No estamos hablando de habitaciones para cada una de estas actividades, pero si espacios diferenciados, pues como a todo ser a ellos se les debe respetar su dignidad. Además, los gatos son animales muy detallistas y exigentes y sino se sienten cómodos pueden generar problemas de comportamiento.

3. ¿Tengo tiempo para tener un gato? Aunque los gatos son animales menos exigentes que los perros en cuanto al tiempo que demandan de nosotros, la idea de que no debes ni voltearlos a ver porque son muy independientes, es completamente falsa. Si bien es cierto que son independientes y valoran mucho su espacio para estar solos, también lo es que tú te convertirás en su mundo, te esperarán siempre a que llegues a casa y necesitarán de ti no sólo para que los alimentes y limpies su arenero, sino para que juegues con ellos, les hables y los consientas.

4. ¿Tengo dinero para tener un gato? Para un animal el amor que le des es lo más importante, pero siendo más pragmáticos, el dinero también es importante para proporcionarles el bienestar que necesitan y merecen. Antes de adoptar a un gato averigua cuanto cuesta el alimento, la arena sanitaria, las vacunas, las citas al veterinario, los desparacitantes, la cirugía de esterilización, los objetos recreativos y las golosinas que alegren su día. Haz tus cuentas y determina si estás en condiciones de ofrecerle un buen hogar a un gatito.

5. ¿Estoy dispuesto a tolerar el pelo de un gato? Todos los gatos, aunque aquellos de pelo largo más que los demás, eliminan grandes cantidades de pelo a diario. Antes de adoptar a un gatito, debes saber que tu ropa, tus muebles y el piso de tu casa se llenaran de pelos, es inevitable. Peinarlos es una buena manera de lidiar con el tema de los pelos, pero debes ser tolerante si quieres que uno de estos preciosos haga parte de tu vida.

6. ¿Estoy seguro de no tener ninguna alergia o enfermedad que se vea afectada por la presencia de un gato? Antes de llevar a un gatito a tu casa, piensa si estás en condiciones físicas de tener uno. Por ejemplo, las personas con asma pueden verse afectadas por el pelo y los ácaros que viven en ellos, por eso es muy importante que evalúes esto antes de tomar una decisión. Sin embargo, ten en cuenta que casi todas las alergias pueden ser tratadas para que puedas acompañar tu vida de un animalito. Busca consejo en tu médico antes de intentar cualquier cosa.

7. ¿Estoy dispuesto a cuidar de un gato toda su vida? Tener a un animalito no es algo pasajero, no tiene tiempo definido y no puede estar sujeto a las circunstancias de una persona. De la manera que tu nunca abandonarías a tus padres o a tus hijos porque te quedaste sin trabajo o porque te mudas de casa, no puedes abandonar nunca al animalito que adoptaste. Por ello, pregúntate muy concienzudamente si puedes o no tenerlo. Ten en cuenta que un gato puede vivir incluso más de 20 años, así que piensa que la decisión de adoptar un gatito afectará tu vida a corto, mediano y largo plazo.

8. ¿Las personas que conviven conmigo están dispuestas a tener un gato? Este factor es muy importante si eres menor de edad, dependes de tus padres o de otras personas o si simplemente compartes tu día a día con uno o más individuos, ya que el gatito interactuará con todos los habitantes de una casa y sufrir rechazo o peor aún maltrato, será algo completamente triste y desafortunado para él. Así que consulta con todos si están dispuestos a compartir sus vidas con un gato antes de tomar tu decisión.

Si quieres adoptar un gato, piensa sobre todo en él antes que en ti, pregúntate si estás listo y recuerda que un abandono es lo más cruel que le puedes hacer a un animal, por eso adoptar es para toda la vida.