fbpx

Regresan… los sacaron por un incendio, hoy estos koalas se reencuentran con su hogar

Los rescataron, los cuidaron, recuperaron su hogar del incendio y hoy los regresan sanos y salvos, que hermoso trabajo.

Justo cuando el 2020 estaba empezando y parecía ser un nuevo año para empezar a cambiar la realidad del cambio climático en nuestro planeta, Australia reporto los incendios más graves en toda su historia por cuenta del intenso calor que se convirtió en semanas enteras de fuego incesante. No solo sufrió su población humana, los más afectados fueron sus especies endémicas: los koalas y los canguros que perdieron su hábitat y a muchos de sus hermanitos.

No todo está perdido.

Aunque no todos los animalitos contaron con la misma suerte en el momento de los incendios y algunos tuvieron que huir desesperados por la inminente desaparición de sus especies, estos cinco koalas fueron liberados el 10 de julio después de pasar más de seis meses en recuperación y bajo estrictos cuidados del servicio de conservación y parques que los mantuvo a salvo en las instalaciones de la Universidad Nacional de Australia.

Jed, Scully, Billa, Gulu y Yellow vivían en la Reserva Natural de Tidbinbilla en Canberra cuando el verano empezó y con el los estragos de los incendios que hasta ahora siguen contando víctimas. El lugar tranquilo que los acogía perdió el 22% de su extensión habitable debido a esta emergencia climática y este grupo de koalas, de los más apreciados y valiosos dentro del terreno, fueron rescatados a tiempo.

El milagro doble de la vida.

El servicio de conservación que se hizo cargo de ellos hasta hace unos días compartió un tierno video que le da la vuelta al mundo en el que son liberados de nuevo en su hogar, no solo agradecen estar vivos y muestran su ansiedad por volver a sus árboles y vida cotidiana, también por un doble milagro de vida: en el momento de los incendios la pequeña Yellow estaba embarazada, su bebé ha nacido a finales de marzo y permanece en la bolsa de su mamá marsupial.

El momento emocional que marcó el final de un largo y arduo proceso de recuperación del hábitat de estos seis pequeños llegó cuando fueron abiertas las cajas en las que eran transportados por los funcionarios que los cuidaron durante medio año que fue difícil para todos.

Los pequeños, desesperados por volver a su hogar, fueron la representación perfecta de lo que ha significado para los australianos volver a retomar su vida normal. Ellos son felices y nosotros también por verlos bien de nuevo y creando vida en las situaciones más complicadas.

Vimos la pérdida de hábitat y la pérdida de animales también, así que es maravilloso poder ver a estos animales regresar aquí. Hemos visto a otros animales regresar recientemente también, los wallabies de roca, ranas corroboras y ornitorrincos, así que es genial poder ayudar a la naturaleza a regresar a donde estaba antes de los incendios forestales. –Comentó Mick Gentleman, ministro de medio ambiente de la reserva a Nine News Australia.

Fuentes: ACT Parks and Conservation Service, Nine News Australia.