fbpx

Rinoceronte bebé juega por primera vez y se convierte en el video más tierno del mundo

Los animales salvajes son tan tiernos e inocentes como cualquier perrito, quien no lo pueda ver es porque algo está mal en su alma. No a la caza.

El rinoceronte es uno de los tres animales terrestres más grandes del planeta, solo superado por los elefantes y los hipopótamos, sin embargo, a pesar de su enorme tamaño, lleva años teniendo un enemigo al que no ha podido derrotar: la caza furtiva por parte de los humanos. Por esa triste razón, su existencia se ha visto reducida y las alertas de extinción cada vez están más cerca.

Pixabay

Una de las formas que han encontrado las organizaciones animalistas y los conservacionistas para salvar la especie en África y Asia ha sido mantener ejemplares en cautiverio que aseguren nuevos ejemplares así sea lejos de su hábitat natural. En ese contexto nació Savannah, una preciosa rinoceronte que muestra a diario la nobleza y la dulzura de su niñez y le da esperanza a sus cuidadores en Givskud Zoo, un parque y zoológico en Dinamarca.

Jugar: una muestra infinita de confianza.

Savannah nació en 2017 después de una larga espera por parte de su mamá y todo el equipo del zoológico debido a la gestación prolongada de 16 meses de los rinocerontes. Su llegada al lugar fue una alegría, no solo porque su nacimiento significa un aporte más a la conservación de la especie, también por su marcada personalidad juguetona que demostró desde los primeros meses como lo dio a conocer Givskud en un tierno video que le dio la vuelta al mundo.

Givskud Zoo

Aunque Savannah ya tiene más de tres años de nacida, el video sigue siendo un encanto y no nos cansamos de repetirlo. En el clip, Thomas, uno de sus cuidadores principales juega con ella mientras ella da saltos de alegría y corre como si fuera una especie más cercana a los humanos que al estado salvaje, como los perritos.

Givskud Zoo

La alegría es indescriptible para quienes la han visto crecer, además, más allá de un juego sano, también hace parte de un trabajo fundamental del parque: generar relaciones afectivas para ganar la confianza de los animales y, además, demostrar a la mamá de la bebé, que se encuentra detrás de ellos, que puede confiar en esas personas para salvaguardar la vida de su hija a quien cuidará hasta, aproximadamente, los cuatro años.

Aquí puedes ver el hermoso video de los momentos de juego entre Savannah y Thomas:

Esperamos Savannah pueda seguir creciendo con ese amor y esa confianza hacia los humanos y esté nuestra especie a la altura de esa aspiración.

Por ahora, la pequeña todavía vive en Givskud y sigue bajo el cuidado de su amigo Thomas.

Fuente: Givskud Zoo.