fbpx

Partieron juntos, perrito fallece 15 minutos después que su papá humano

Hay almas que están unidas por un lazo irrompible.

El amor es lo único que puede ir más allá del fallecimiento, cuando una persona o animal fallece, creemos que al marcharse se rompe todo lo que estaba al rededor de ese ser, dejamos de oír su voz, de ver sus ojos, de sentir su cuerpo, no queda nada de esa existencia, tanto, que con el tiempo terminamos olvidándonos hasta de como eran, de como olían y de como hablaban.

No obstante, hay algo que el fallecimiento no nos puede arrebatar y es el amor que sentimos por ellos, así como la perdida se lleva la presencia de un ser y por ende ya no podemos permanecer en contacto con él, no puede llevarse el amor que nos une, por lo que siempre, independientemente de donde estemos, el amor va a mantener el vínculo que nos conecta.

Stuart Hutchison, fue un hombre que a sus escasos 17 años fue diagnosticado con un tumor maligno en su cerebro, si bien fue sometido a cirugías y quimioterapias, el joven no logró sobrevivir, por lo que lamentablemente a sus 25 años perdió la batalla contra el cáncer.

Durante los 8 años en los que Stuart enfrentó esta terrible enfermedad, su perrito de nombre Nero, lo estuvo acompañando, pues no sólo se quedaba recostado junto a él mientras él descansaba, sino que también lo acompañaba a cada lugar al que iba, el peludito sin cansarse, le daba besos, abrazos y miraditas tiernas todo el día, el chiquito, parecía entender que su papá estaba enfermo y que con su presencia y amor, podía amortiguar un poco su dolor.

Hutchison family / SWNS

Aunque Stuart siempre contó con el apoyo de su madre Fiona Conaghan y su esposa Danielle, ellas afirman que su mayor fuente de esperanza y amor la encontró en Nelo y que sin él, muy probablemente el hombre no hubiera podido luchar durante tantos años.

Parecía ser que todo iba mejor para Stuart en el presente año, pues en marzo del 2019, mediante exámenes se había determinado que la cirugía y las quimioterapias estaban dando positivos resultados, tanto así que la pareja quiso celebrar viajando a España desde su hogar ubicado en Escocia.

No obstante, en junio el hombre comenzó a sentir un profundo dolor en una de sus manos, dolor que con los pocos días se expandió a todo el brazo, por lo que fue sometido a nuevos exámenes.

Lamentablemente en dichos exámenes se reveló que el cáncer se había apoderado de su cerebro y que este se había extendido a sus huesos y pelvis, dejándolo con pocos días de vida. 

Después de que la familia se enteró de la desgarradora noticia, todos se dedicaron a pasar el mayor tiempo juntos, por lo que Danielle, Stuart, Nelo y dos perritas más que tenían, se fueron a vivir a la casa de Fiona, allí durante sus últimos días Stuart manifestó todo el amor que sentía por cada uno de los integrantes de su familia y le agradeció en especial a su perrito Nelo por tantos años de amor y fidelidad. 

Luego de que Stuart hubiera pasado buenos días junto a su familia, el lamentable día llegó, el 11 de agosto de 2019 a la 1:15 pm el hombre marchó de este mundo. 

Él en sus últimos minutos, el hombre yacía recostado en su cama y junto a él toda su familia, especialmente Nelo quién buscaba estar lo más cerca de él, pues tal parecía ser que el cachorro entendía lo que estaba a punto de suceder.

En cuanto el cuerpo de Stuart se apagó por completo, todos comenzaron a llorar y abrazarse, no obstante, Nelo se quedó inmóvil aferrándose a su cuerpo, él sin siquiera llorar o quejarse,  exactamente a los  15 minutos, su almita peluda también decidió despegar de este mundo.

Una perdida lamentable y dolorosa para la familia, sin embargo, ellos resaltan lo bonito y positivo de esta experiencia, y es como ellos tuvieron la oportunidad de observar con sus propios ojos como el amor sin ninguna explicación, actuó y logró sobrepasar cualquier cosa, incluso a la misma muerte.

Hutchison family / SWNS

Fuente: Mirror.