fbpx

Se hace el dormido y despacito se acerca hasta que logra robarse la comida de su mamá

Gatito, todos se dan cuenta de lo que intentas hacer sólo que te dejan porque es muy chistoso verte ejecutar tus tontos planes.

Pese a que los intentos del gatito llamado Ninja, por comerse la presa de pollo del almuerzo de su dueña fueron muchos, fue imposible que lo lograra. Por suerte la mujer siempre estuvo atenta, para que el minino no dañara su dieta de concentrado especial, pues como todos sabemos las necesidades alimenticias de los animales son distintas a las nuestras.

TravieZoos

Ni un mordisquito.

La comida de los seres humanos no tiene los nutrientes que necesita un gato o incluso a veces, estas mismas contienen una cantidad excesiva de calorías, que causaría un problema en el metabolismo de los felinos, sin embargo, los olores de la comida siempre les llaman la atención y está vez la madre de Ninja, el gatito, quiso mostrarnos qué hace él para conseguir su objetivo.

TravieZoos

Al inicio del vídeo se ve como Ninja estaba presuntamente dormido, mientras su mamita se encontraba trabajando en su computador portátil, pero luego de unos cortos segundos la mujer vio de reojo como una patita misteriosamente se acercaba con cautela hacia su plato y era la de su gatito, por supuesto, ella lo impidió.

 Está intentado hacerse el dormido para robarse mi pollo – Dice la mujer al inicio del vídeo.

TravieZoos

Al ver aquel primer intento fallido, Ninja se gira un poco con su ojitos todavía cerrados y en otra tentativa por atrapar su presa se estira para tratar de alcanzarla, pero nuevamente se encuentra con la mano de su madre quien lo retira para ponerlo en su camita, ya era más que obvio que ella no le iba a permitir su cometido.

TravieZoos

Agotado el plan A, solo quedaba el plan B.

Definitivamente Ninja no quería regresar a dormir, sin tan siquiera haberle dado una mordida a esa jugosa presa de pollo que lo cautivaba, por lo que decidió ir por ella sin rodeos aunque sin dejar de lado su táctica inicial: hacerse el dormido. Siendo este su último intento, se puso en frente de la presa, se acercó a ella y cuando casi que logró probarla, nuevamente su madre lo alejó.

TravieZoos

Finalmente Ninja no pudo degustar la presa de pollo, pero de seguro su madre fue de inmediato a darle una porción de sus ricas croquetas. Quizás él no lo entienda, pero es un bien necesario para cuidar de su salud, aunque a veces solemos darnos gustos en uno que otro antojito, está no fue la oportunidad del minino.

Mira la audacia del gatito en el siguiente vídeo.

Fuente: TravieZoos, El popular.