Se quedó esperando incontables horas en la puerta del hospital a su humano

Se quedó esperando incontables horas en la puerta del hospital a su humano

Cuando vio que por fin salía su humano del hospital se emocionó muchísimo 😊

Los que tenemos perritos o gatitos a nuestro cuidado siempre hemos sabido de la fidelidad de ellos cuando se trata de nosotros como sus cuidadores y padres. Sin embargo, desde la creación de las redes sociales hemos podido conocer historias que van más allá de nuestra imaginación y que son el magnífico ejemplo de cómo para nuestros peluditos su amor por su familia es de vida o muerte.

Pixabay

Una historia de empatía y vida.

El pasado 15 de junio una cuenta en Twitter que se encarga de subir videos virales, en especial de animalitos, publicó un pequeño clip de origen anónimo que rápidamente se convirtió en un éxito e hizo llorar a cada persona que lo vio y pudo disfrutar de un minuto del amor tan inmenso que la carita de este precioso perrito nos transmite.

Atr_Ahre

El video empieza con uno de los paramédicos grabando a uno de sus compañeros mientras este sostiene a un precioso perro criollito que parece bastante nervioso por ver lo que ocurrirá en el momento. Aunque nadie explica lo que pasa, la persona que graba cambia de plano y empieza a enfocar la entrada del hospital mientras desde el ascensor se ve salir a otros de sus colegas con una camilla en la que traen a un paciente que parece ser escoltado con gran importancia.

Emoción que sale de la pantalla.

Aunque no es una persona con relevancia pública, los paramédicos lo acompañaban con mucha zozobra debido a este pequeño ser que lo esperaba en la puerta y que para ese punto del video ya se había soltado de quien lo tenía amarrado para hacerse justo al lado de las puertas de cristal. Entre más se acercaba la camilla, su emoción se hacía más latente, él ya lo sentía y lo olía.

Atr_Ahre

La gente alrededor empezó a comentar al respecto con mucha ternura mientras el hombre por fin llegaba a la salida y el perrito lo olía mientras lo desplazaban a la ambulancia ubicada justo al frente. Cuando la camilla finalmente terminó de ser puesta en el vehículo el peludito no pudo resistir más su emoción y saltó al regazo de su papá humano, el alma le volvió al cuerpo al saber que el hombre que tanto ama está bien.

I’ll never leave your side

Ese es el amor que los humanos aún no hemos llegado a comprender y que este tipo de demostraciones nos pone como ejemplo para visibilizar la lealtad y el inmenso compromiso que nuestros compañeros de cuatro patitas tienen para nosotros.

Fuente: Atr_Ahre.

Si te gusto esta historia animalista considera apoyarnos con una suscripción de pago.

Existimos gracias ti!