Según la ciencia, la manera de ser de los gatos es el reflejo de nuestro comportamiento

Así que si tu gatito es desobediente, ya sabemos de quién es la culpa. 

Siempre ha existido un rumor que dice que los animalitos de compañía se parecen a sus papás humanos, sin embargo, esto hoy dejo de ser un rumor y se convirtió en un hecho, pues la ciencia confirma que los animales que tenemos como mascotas imitan fielmente nuestro comportamiento.

Un estudio científico publicado en la revista PLOS ONE, asegura que los animales, con el tiempo, van adquiriendo una manera de ser muy similar a la de los humanos con los que más tiempo comparten, explicando que ellos absorben nuestras emociones y estados de ánimo.

Pexels

Para realizar el estudio, los investigadores entrevistaron a más de 3.000 papás humanos de gaticos, en la investigación utilizaron el método Big Five Inventory, un sistema de medición que cumple la función de evaluar las características de cada personalidad, como son las experiencias y las emociones constantes que nos componen como individuos.

Es muy posible que los animales domésticos puedan ser afectados por la manera en que interactúamos con ellos y los tratamos. Ambos factores se ve influenciados por nuestras diferencias de personalidad. – Comentó Lauren Finka, autora del estudio, en su publicación.

Pexels

Los resultados demostraron que las personas que presentaban constante mal genio, tenían gatos con problemas de comportamiento, donde manifestaban agresividad, ansiedad y miedo, también es de esperarse que estos animalitos padezcan de estrés y/o sobre peso.

Pixabay

Por el contrario, aquellas personas catalogadas como extrovertidas y alegres, tenían gatitos más amigables y sociables, los cuales suelen disfrutar salir de la casa y pasear al aire libre.

La mayoría de los dueños quieren ofrecer el mejor tratamiento a sus gatos, y estos resultados destacan una relación importante entre nuestras personalidades y el bienestar de nuestros animales domésticos. Es importante que estemos conscientes de cómo nuestro comportamiento puede causar impactos, tanto de manera positiva como negativa. – Escribió Lauren Finka en su publicación.

Flickr

Fuente: UpSocl.