fbpx

Su bebé no es humano, tampoco es un gatito o un perrito: es un cuervo y se adoran

El cuervito es muy consentido, le gusta que jueguen con él y le den muchas golosinas.

En 2013, uno de los residentes de Essex, Inglaterra, se encontró con el amor en un animalito muy especial y diferente a todos y en una situación nada planeada. Elliot Manarin, un joven director y editor de videos, fue el escogido por un criador local para adoptar a Loki, un cuervo negro que necesitaba de su ayuda y que se ha vuelto su compañero incondicional desde ese momento.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Loki The Raven (@lokitheraven)

Asumió el reto y curó con amor su ansiedad y agresividad.

Elliot, que para ese momento era un amante de los retos y los animalitos, fue contactado por un criador local con una petición muy especial: necesitaba un nuevo hogar para Loki, un cuervo negro que se había quedado solo después de que su papá humano falleciera unas semanas antes.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Loki The Raven (@lokitheraven)

El caso era crítico y muy triste: la pequeña ave había pasado bastantes días solo y sin alguien que lo cuidara y alimentara porque el humano había muerto en soledad y su familia solo se enteró hasta unas semanas después. Loki, débil y totalmente asustado, necesitaba la compañía de alguien que se comprometiera con él.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Loki The Raven (@lokitheraven)

Elliot, en un acto de bondad y con la seguridad que le había dado el criador al decirle que era un animalito educado, decidió adoptarlo, sin embargo, la versión estaba lejos de ser cierta. Todo lo que había pasado Loki lo había marcado y su comportamiento era agresivo como consecuencia de su ansiedad crónica. A pesar de ver que la situación no estaba a su favor, el hombre no se rindió y se propuso la meta de cultivar una buena relación con su ave.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Loki The Raven (@lokitheraven)

El proceso no fue nada fácil, Loki tenía viejas heridas del pasado físicas y emocionales que lo hacían temer mucho a los humanos, a pesar de ser criado en cautiverio por los mismos. Con una adaptación lenta y una relación basada en el respeto y el amor, Elliot pasó cuatro años logrando que Loki, finalmente, se adaptara a su vida con él.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Loki The Raven (@lokitheraven)

Del pasado ya no quedan rastros, son los mejores amigos.

Actualmente, Elliot y Loki comparten una amistad entrañable y son inseparables. El hombre revela que, incluso, ha podido descubrir en el pequeño una personalidad totalmente marcada por emociones humanas que nadie esperaría. Es aficionado a los juegos con fichas, a compartir bocadillos con Elliot y llega a sentir celos cuando alguien se le acerca más de la cuenta.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Loki The Raven (@lokitheraven)

A continuación puedes ver uno de los cientos de videos de ambos interactuando:

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Loki The Raven (@lokitheraven)

Loki es tan conocido y querido por su ciudad que ha empezado a ser mucho más sociable que antes, sin embargo, nunca deja de lado a su papá, el hombre que le salvó la vida y lo ha hecho un cuervo conversador y allegado a las personas. Aunque su especie debería criarse en su hábitat natural como un ave silvestre, Elliot salvó la vida de este pequeño y ha enseñado a los demás a tener amor por cada uno de los animales que nos rodean.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Loki The Raven (@lokitheraven)

Fuentes: Loki The Raven.