fbpx

Su padre le enseñó a amar a las serpientes, ella adora a su enorme pitón amarrilla

La serpiente la busca para ver televisión y para que la abrace mientras duerme.

Emi, es un niña de siete años que gracias a Ed Toaka, su padre, ha tenido la posibilidad de crecer rodeada de reptiles, pero especialmente de serpientes, en la que una pitón albina de color amarillo llamada Cher, es su preferida e incluso se podría decir que su mejor amiga.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Ed Taoka (@sonny_cher_retics)

Una amistad que surgió a temprana edad.

El primer encuentro entre Emi y Cher sucedió cuando la niña tenía tan solo dos años de edad y la serpiente medía unos cuantos centímetros, así que podía cargarla para todos lados. A partir de esa primera cita las dos empezaron a fortalecer su relación de amistad, basada en el respetuo mutuo y la confianza de tener a su lado un ser bueno, incapaz de hacer daño.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Ed Taoka (@sonny_cher_retics)

Las dos fueron creciendo y aprendiendo a compartir su espacio, pues el padre de la niña siempre ha recalcado, que las serpientes no son los animales malos como nos han hecho creer, sino que por el contrario, son muy tranquilas.

Las serpientes no son monstruos sanguinarios. A menudo son erróneamente representados en los medios de comunicación para provocar pánico y paranoia. Tengo dos pitones reticuladas, muy suaves y tranquilas, criadas en cautiverio, llamadas Sonny y Cher – Dice la descripción de su cuenta de Youtube.

Ahora cuando los años han pasado y Cher mide alrededor de cuatro metros, la amistad entre ellas dos no ha cambiado en absoluto.

Lejos de estar asustada cada vez que la serpiente se le acerca cuando está haciendo cualquier actividad, Emi, juega con ella tranquilamente, la acaricia, se acurruca al lado, le da tiernos abrazos e incluso la invita a ver televisión, el pasatiempo favorita de ambas.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Ed Taoka (@sonny_cher_retics)

El conocimiento y la educación le ha permitido disfrutar su amiga al máximo.

Para que esta amistad se diera de manera natural, Emi tuvo que aprender a comportarse de manera especial con la serpiente, siempre muy amable y respetuosa, pero algo aún más importante nunca sin la supervisión de un adulto.

Otro aspecto que influyó fue que desde muy pequeña, Emi aprendió que las serpientes pitón no son venenosas y que solo se defienden cuando se sienten amenazadas, por lo que la niña no se preocupa en absoluto, ya que ella solo tiene intenciones de amarla, cuidarla y por supuesto pasar momentos divertidos.

En su lista de mejores amigas también está Sonny, otra serpiente que vive en su casa y con la que se relaciona muy a menudo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Ed Taoka (@sonny_cher_retics)

Como parte de este proceso de amistad y familiaridad, Emi tendrá permitido alimentar a sus serpientes cuando cumpla 16 años y mientras eso sucede, seguirá teniendo momentos de relajación y aprendizaje al lado de su amiga Cher, quien siempre es muy gentil y dada a que la niña la consienta y juegue con ella.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Ed Taoka (@sonny_cher_retics)

Ed Toaka, el padre de Emi, es muy enfático en que en algunas ocasiones fueron arañados o mordidos por gatitos y perritos, y que por el contrario, las serpientes nunca han tenido una reacción así con ellos, acto que las hace más gentiles y tranquilas, de ahí que las amen tanto.

Cabe aclarar que en el reino animal no existen animales bueno o malos, todos han llegado al mundo siendo seres nobles y hemos sido nosotros quienes los hemos obligado a estar a la defensiva. También es importante entender que las especies obedecen a la necesidad de alimentarse y defenderse, de ahí sus actuaciones, sin embargo, cuando están tranquilos en su hábitat o incluso han sido criados desde pequeños por personas, ellos suelen ser tiernos y consentidos, pues esta característica no es únicamente de los perritos y gatitos.

Fuente: The Dodo.