fbpx

Templo hindú salva de la extinción a las tortugas negras de caparazón blando

La idea es ayudarlas en su reproducción y luego liberarlas en su hábitat natural. 

En el 2002, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, declaró a la tortuga negra de caparazón blando, extinta en su hábitat silvestre, pues ellas abundaban en el estado de Asam, el cual fue fuertemente explotado por el hombre, dejándolo casi destruido.

Sin embargo, recientemente se descubrió que una pequeña población de esta especie logró sobrevivir en el templo hindú Hayagriva Madhav en Assam, India, actualmente viven allí en un pozo, el cual es protegido sagradamente por sus integrantes, pues creen que son reencarnaciones divinas.

AFP

Aquí nadie les hace daño porque son encarnaciones del dios Visnú. Desde que somos niños convivimos con las tortugas, por lo que las personas las respetamos. -Explica Pranab Malakar, el responsable del estanque a unotv.com

La organización de la conservación de la naturaleza Good Earth, se asoció con el templo para llevar a cabo un programa de reproducción de estás especies, así como la reintegración en su hábitat natural. 

La población de tortugas de Asam ha disminuido mucho. Por eso hemos pensado que teníamos que intervenir y hacer algo para salvar a las especies de la extinción, afortunadamente aquí hay muchas. – Dice Jayaditya Purkayastha a unotv.com, miembro de Good Earth.

AFP

Actualmente Pranab, recoge los huevos de estas tortuguitas y las lleva a una incubadora artificial para ponerlos a salvo, se estima que por lo menos 40 tortugas han sido criadas en el santuario sagrado.

En enero, la organización liberó 16 ejemplares de esta especie en un parque natural que está protegido por el Estado, la idea es repoblar a la especie, seguir liberando algunas de las tortugas y otras serán llevadas al Zoológico de Guwahati, donde se les proporcionará bienestar y todos los cuidados pertinentes, mientras adquieren las condiciones adecuadas para ser liberadas.

AFP

Sin embargo, criar tortugas en un estanque, plantea algunos problemas, pues las personas, sin saber, les lanzan pan y otros alimentos, los cuales ellas aprecian, sin embargo, esto les ocasiona cambios en su biología.

Esto ha provocado cambios biológicos en en las tortugas del estanque. Han perdido su tendencia natural a buscar comida. –  Lamenta Jayaditya Purkayastha a unotv.com

AFP

Fuente: unotv.com