Tras nuevas leyes en Mozambique, reportan 0 fallecimientos de elefantes en el último año

Tras nuevas leyes y regulaciones contra la caza, la Reserva Niassa en Mozambique, informa que han llegado a una cifra historia: 0 elefantes han fallecido. 

En Mozambique está prohibida la caza de elefantes, si alguien realiza está actividad ilegal, puede recibir hasta 16 años de cárcel. Esta y otras leyes que la ciudadanía ha implantado en sus políticas, han originado una mayor protección y respeto hacia la vida animal.

La actividad de los cazadores, es una situación alarmante para los animales y los activistas que luchan por sus derechos, pues esta ha generado que se reduzca la población de manera considerable para muchas especies como lo son los elefantes, leones y micos. Afortunadamente, países como Mozambique, quieren darle fin a esta situación.

Tristemente, los elefantes son uno de los animales que más están en la mira de los cazadores, pues el marfil de sus colmillos pueden ser vendidos en el mercado negro por un alto precio.

Pixabay

Se redujo de 12.000 a 3.600 elefantes.

Reserva Niassa en Mozambique, es un lugar natural que busca la protección de especies en peligro y uno de los lugares que más ha sufrido de la caza continua, el país tomo cartas en el asunto después de darse cuenta de unas cifras escalofriantes.

En el 2016, la población de elefantes se vio reducida a 3.600 ejemplares a final de año, mientras que a inicios de este contaban con 12.000 ejemplares de la especie.

Fue entonces cuando el presidente, Felipe Nyusi, decidió implementar nuevas leyes que protegían a la especie y que prohibían su caza y comercialización masiva.

Pixabay

Hoy, dichos esfuerzos acompañados de las nuevas leyes pueden sentirse felices y recoger frutos, pues desde el 17 de mayo del 2018, no se ha registrado ni un sólo fallecimiento de elefantes que hayan sido ocasionados por la caza ilegal.

Una de las medidas que ayudó a llegar a esta cifra histórica, fue la colaboración de las autoridades policiales, ellos ejercieron una mayor cantidad de presión sobre las personas que se dirigían o permanecían cerca del hábitat de los elefantes, requisaban a cada persona que estuviera cerca y a aquellas a las que se les encontraba algún objeto que le pudiera hacer daño a los elefantes, se la detenía.

Su entrega y constancia por proteger a la especie fue tanta, que contaban incluso con vigilancia aérea.

El apoyo político ha sido clave en este gran éxito. Contamos con policías que se encuentran más preparados para dar protección que los guardabosques tradicionales. – Anunció Felipe Nyusi a Zoorprendente.

Pixabay

Aunque cada vez más se unen países de África a este importante movimiento, la especie está muy disminuida, por lo que se requiere de mucho tiempo para que la población se recupere.

Sin embargo, por lo menos con este logró, ya existe una esperanza para los elefanticos.

Ahora sí tiene una verdadera oportunidad de salvarse. – Concluyó Felipe Nyusi a Zoorprendente.

Pixabay

Fuente: Zoorprendente.