fbpx

Tres años esperó en un refugio para ser adoptado, hoy este perrito llora de felicidad

Lo lograste campeón, ya tienes una familia ❤️🐶

Bowie, como fue llamado este perrito Pit bull de color café, nació en el 2014 bajo el cuidado del refugio Gateway Pet Guardians, en la ciudad de St. Louis en Misuri, Estados estados Unidos. Cuando tuvo la edad suficiente fue adoptado por una familia, sin embargo, años después regresó al refugio, porque sus humanos aseguraron no poder seguir cuidándolo.

Un hijo educado y amoroso a disposición para ser adoptado.

Cuando Bowie llegó al refugio ya era un perrito adolescente y mientras le conseguían un hogar definitivo Katie, una voluntaria del refugio decidió llevarlo a su propia casa para compartir a su lado el tiempo que fuera necesario. El perrito estaba muy bien educado, pero aún le tenía miedo a los niños y le hacía falta socializar un poco más con amigos perrunos, por lo cual, quien lo adoptara tendría que ser muy paciente y adaptarse a las necesidades de este especial peludito.

Durante meses, Katie cuidó con mucho amor a Bowie, sin embargo, nadie parecía interesarse en adoptarlo a pesar de los esfuerzos del refugio e incluso del mismo peludito, quien posaba muy lindo para las fotos que publicaban de él buscándole una familia definitiva.

Es un gran perro que está muy bien entrenado y solo necesita que alguien le dé una oportunidad – Brittany Fleming, gerente de Gateway Pet Guardians.

Entre los días llenos de juegos y siestas, Bowie llegó a los seis años de edad y cumplió tres buscando un hogar con ayuda de su mamá temporal y los trabajadores del refugio. Quizás cuando ya todos habían perdido la esperanza, incluso el mismo perrito, una nueva publicación de su historia encendió de repente la ilusión de encontrarle una familia que lo cuidara para siempre.

Guardó su corazón intacto para amar a las personas indicadas.

Más de 40 personas le hicieron saber al refugio la intención de adoptar a Bowie, pero esta era una decisión que no podía tomarse a la ligera, pues de ella dependía el futuro del perrito y no podrían equivocarse de nuevo al entregarlo a una familia que tras unos años lo devolviera al refugio otra vez, como le sucedió antes.

Entre los posibles padres estaba una trabajadora social, llamada Briana, una mujer que no tenía hijos, ni tampoco peluditos, lo que la hacía el perfil ideal para Bowie.

Pensamos que encajaba perfectamente con un tipo sensible como Bowie, que a veces solo necesita un poco de tiempo extra para acercarse a los extraños – Contó Brittany Fleming al medio de comunicación 5 On Your Side.

Todo estaba listo y Briana fue al refugio a recoger a Bowie, para convertirse en su mamá definitivamente y cuando llegó el momento de ir a casa, la reacción del perrito enterneció a todos los que se encontraban presentes. Uno de los trabajadores le dijo que había sido adoptado y le preguntó si estaba listo para ser feliz de nuevo, por lo que el perrito moviendo su colita y dando un fuerte ladrido les dio a entender que sí. 

Gateway Pet Guardians

Agradecemos a la mujer que decidió darle una oportunidad a este perrito de tener un hogar y esperamos que los cientos de peluditos que aún no corren con la misma suerte, encuentren rápidamente el mejor de los hogares.

Acá les compartimos el video tomado del momento en que Bowie se marcha finalmente a casa.

Fuente: Gateway Pet Guardians, WKYC.