fbpx

Valiente gatita entró 5 veces a un incendio para sacar a sus gatitos, los salvó a todos

Ella sufrió graves lesiones, pero nunca se detuvo… gracias a los cuidados de una buena familia se recuperó totalmente.

El amor de madre es inagotable y estamos seguros de que hubiera entrado tantas veces como hubiese sido necesario hasta sacar a cada uno de sus bebés.

Aunque la historia ocurrió el 30 de marzo de 1996, cabe recordar por siempre el heroico acto de esta gatita llamada Scarlett, que salvó uno por uno a sus mininos de apenas cuatro semanas de nacidos, de un incendio que tuvo lugar en un garaje en la ciudad de Brooklyn, en New York.

Un recuerdo enmarcado en el tiempo.

Los vecinos de las casas aledañas al garaje fueron los primeros en ver el incendio y cómo las llamas estaban creciendo cada vez más, se pusieron en contacto con el grupo de bomberos de la ciudad y David Gianelli, fue el hombre que se presentó para atender la emergencia, la escena que se encontró fue totalmente asombrosa y a la vez desgarradora: vio a una preciosa gatita entrando y saliendo con indescriptible valentía del incendio para salvar a sus gatitos.

La gatita era consciente de que quizás nadie podría ayudarla, por lo que ella misma decidió hacer algo por sus hijitos. Cuando el hombre la vio, la minina afectada por las llamas estaba saliendo de rescatar uno de sus bebés de la construcción, para dejarlo al lado de su hermanito anteriormente salvado. Luego de eso una vez más entre el humo, las sirenas y el insoportable calor ocasionado por el incendio, entró a la casa nuevamente para rescatar a los felinos que aún estaban esperando por ella.

Mientras los bomberos trabajaban en apagar las llamas, ella hizo lo que su amor de madre le indicó. Sin importar que sus patitas estuvieran quemadas, al igual que sus ojos, orejitas y gran parte de su cuerpo, ella se resistía a dejarlos allí adentro a su suerte. A pesar de que no podía ver, con ayuda de su oído y siguiendo el llanto de sus bebés, la gatita llegaba hasta donde estaban para rescatarlos.

La misma Scarlett se había quemado severamente en el proceso de sacar a sus gatitos del fuego. La mayoría de su vello facial se había quemado. Sus ojos estaban cerrados con ampollas, sus orejas y patas quemadas, y su pelaje muy chamuscado – Dijo David Giannelli, el bombero que lo presenció todo.

Finalmente y luego de cinco valientes viajes todos sus gatitos estaban a salvo y lejos de aquel lugar, pero ella estaba devastada, con regocijo en su corazón por haber salvado a sus bebés, se desmayó. Ahora era la mamá felina quien necesitaba ayuda, luego de aquella valiente acción.

El fin de la pesadilla comienza.

Apenas los bomberos se percataron de la situación de salud de la gatita, la llevaron a ella y a sus hijos a la clínica veterinaria North Shore Animal League en Port Washington. De inmediato, los veterinarios se aseguraron de prestar las atenciones necesarias a la familia gatuna, sin embargo, uno de los bebés no resistió y perdió la vida luego de haber enfrentado valientemente aquel suceso.

Durante tres meses, la gatita que llamaron Scarlett, vivió en la clínica con sus hijitos mientras se recuperaban satisfactoriamente de las quemaduras, para luego ser puestos en adopción. Al pasar de los días la historia de la heroica madre que salvó a sus mininos se hizo popular, todos hablaban de ella e incluso fue invitada a varios programas televisivos de la época.

En la búsqueda de un hogar que se acomodara a la perfección de la familia conformada por cuatro gatitos bebés y su madre, llegó Karen Wellen, una mujer que hacía poco tiempo había perdido su gatito y estaba decida en adoptar nuevamente. Desde aquel momento ella se encargó de darles mucho amor y cuidados, para hacerlos muy felices y que olvidaran el triste suceso por el que habían tenido que pasar.

La vida de Scarlett y sus hijos cambió, dejaron de vivir en un garaje para tener los mimos y atenciones de una buena mamá humana. Estamos seguros de que Scarlett fue completamente feliz y amada hasta el 11 de octubre de 2008, cuando la luz de su vida se apagó a los 13 años de edad.

Aunque la minina partió de este mundo, su historia quedó grabada en los corazones de quienes leen su historia en el libro “Scarlett salva a la familia” y en su página de Facebook Scarlett the cat, en donde comparten recuerdos de cómo fue su vida y de lo feliz que fue.

Esta historia conmovió nuestros corazones y es que cómo no estar sorprendidos de lo maravillosos que son los animales, definitivamente nunca los terminaremos de conocer y de sorprendernos de su gran corazón.

Gracias valiente gatita y perdona a la humanidad por no haberte ofrecido un hogar antes, condenándote a las calles donde tuviste que vivir lo indecible.

Fuente: Scarlett the cat,