fbpx

Abandonado desde un carro en movimiento, hoy redescubre el amor junto a su nueva familia

Un papá, una mamá, una perrita y un hermanito, parece que después de todo este mundo puede ser hermoso.

Bryan y Chelsea, de New York, en el 2015 adoptaron un perrito que nunca imaginaron sería el más grande protector del bebé que ellos no sabían, pero que ya venía en camino.

Unos años atrás, la pareja había adoptado una perrita pitbull de nombre Cambia, en sus planes no estaba el tener más perros, sin embargo, se enamoraron profundamente de un perrito que estaba en adopción llamado Riddick.

Él peludito fue rescatado por la fundación Rescue Dogs Rock NYC, después de que su anterior familia lo botará de un auto en movimiento como si se tratará de basura y no de un ser vivo.

Unos voluntarios del refugio estaban en la misma carretera en la que el pequeño e indefenso peludito fue abandonado, de inmediato lo alzaron y lo llevaron a sus instalaciones para ponerlo a salvo.

Allí notaron que el animalito tenía una avanzada infección en uno de sus ojitos, por más de que los veterinarios intentaron tratarle la infección por todos los medios, no fue posible, haciendo así, que el animalito tuviera que perder el ojito.

Riddick, estuvo unos meses en el refugio mientras se recuperaba de su ojito, también mientras se esterilizaba y los veterinarios ponían toda su salud al día, pero el objetivo más importante de su espera en el refugio, era el de lograr que su alma y su corazón se curarán por el abandono que sufrió.

Cuando la fundación considero que ya estaba listo para irse a un hogar, decidió ponerlo en adopción, tomaron unas fotos donde de él y las publicaron en sus redes sociales, fue entonces cuando Bryan y Chelsea vieron las fotos, conocieron su historia y decidieron darle una oportunidad.

Facebook/BryanJunior

Y no se arrepintieron, el adorable perrito se conformaba de sólo amor y nobleza, estaba muy agradecido con la familia que lo adoptó, por lo que lo demostraba siendo el más cariñoso y protector perrito.

Dos ángeles guardian peludos.

A los pocos meses de la adopción y de que la pareja estuviera feliz con sus dos perritos los cuales se adoraban entre ellos y adoraban a sus papás humanos, se enteraron de que iban a ser papás, a los pocos meses llegó un humano muy chiquito a la casa de nombre Dawson.

Al principio Bryan y Chelsea estaban muy asustados de la reacción que tendrían los perritos con el bebé, sin embargo, la preocupación se evaporó en segundos, los dos pitbull se mostraron muy emocionados con su nuevo hermanito y entendieron desde el primer instante que él era menor, por lo que debían cuidarlo y protegerlo.

Facebook/BryanJunior

Bryan asegura que desde el día que conocieron al bebé, los peluditos pasan todo el rato con él, nunca lo dejan sólo, son extremadamente cariñosos con él, le permiten al chiquito que juegue con ellos, se quedan a su lado mirándolo mientras duerme, mejor dicho, siempre están atentos a lo que necesite el bebé.

Si el bebé llora, los dos corren hacia adentro para ver como esta. Cada vez que se despierta de una siesta, decíamos: «El bebé Dawson está despierto» y corren a verlos. También se sientan con nosotros todas las noches hasta que terminamos de leerles un cuento para que duerman, Cambria usualmente en mi regazo y Riddick en el piso. Dawson les da un beso de buenas noches y lo acostamos a ellos también a dormir. – Asegura Bryan a The Dodo.

Mira en el siguiente vídeo lo amoroso que es Riddick con el bebé Dawson.

Dawson, a medida que va creciendo, también va queriendo  más a sus fieles protectores, le encanta abrazarlos y darles de comer en respuesta a todo el cariño y cuidado que ellos tienen con él.

Facebook/BryanJunior

Dawson un día enfermo.

Una mañana el pequeño bebé amaneció muy malito, todos en la casa se angustiaron mucho, pues el bebé estaba de muy mal genio, sólo lloraba y se quejaba, Bryan y Chelsea llevaron de inmediato al bebé al médico pero para fortuna, sólo se trataba de una gripe.

Sin embargo, el niño se sentía muy indispuesto e irritado porque sus papás le daban medicinas, cosa que no le gustaba, por lo que Dawson encontró refugio y consuelo en su perrito Riddick, se acercó a su camita y se acostó con él, pidiéndole que le diera calor y protección como siempre lo hace.

Facebook/BryanJunior

Toda la familia está feliz con la entrega y el amor que tiene para dar Riddick, se sienten afortunados de tener a alguien tan especial en su familia y no entienden como alguien fue capaz de abandonar a ese angelito peludo.

Riddick es el perro con mejor temperamento y el más amoroso que podrías pedir. Es simplemente amable, cariñoso y tolerante con cualquier cosa. Todo el mundo ama a Riddick. Él es el cachorro que cualquiera desearía. – Concluye Bryan a The Dodo.

Fuente: TheDodo.