Clientes se quejan con mesero por perrita callejera, esto les dijo el dueño del restaurante *

Será mejor que las palabras del dueño del restaurante se les queden bien grabadas.

El dueño del restaurante ‘Tortas Carísimas’, ubicado en Oaxaca – México, acoge desde hace más de cinco meses a un preciosa perrita de raza criolla que habitaba en la calle y atraída por el olor de la carne llegó un día a las puertas del establecimiento de comidas.

Según las palabras del dueño del restaurante la perrita, a quien apodó bajo el nombre de Lola, es muy tranquila, dulce y agradecida, sin embargo, no ha todas las personas les cae en gracia que ella esté allí.

Facebook/elblogdeltortero

Las quejas de los clientes.

Algunos alegan que es sucio ver un animal en un lugar donde se venden alimentos, otros que no los deja comer en paz y otros más que no les gustan los animales.

Sin embargo, lo bueno de todo el asunto es que al dueño del restaurante le importa muy poco lo que sus clientes tengan que decir cuando se trata de defender a Lola de los insistentes ataques.

Para dejar aún más clara su posición, escribió una publicación en Facebook para que las personas que estaban pensando en visitar su establecimiento supieran de ante mano que la perrita no se va a ir a ninguna parte y que mejor se abstengan de sentarse a cenar allí sino están dispuestos a lidiar con la presencia de Lola.

Facebook/elblogdeltortero

Una respuesta contundente.

El hombre de buen corazón escribió lo siguiente:

Facebook/elblogdeltortero

Si usted viene a Tortas Carísimas y en la entrada ve esto, no vaya a pensar que es un tapete viejo o uno en 3-D. Ella es Lola, una perrita callejera que llegó hace como 5 meses y se quedó a vivir aquí. Si a usted le molestan los animales, con toda la confianza favor de decírmelo para que le ponga sus tortas para llevar, porque Lola se queda y punto.

Recientemente Lola fue llevada por él y por un vecino que le brinda un techo donde refugiarse cuando el restaurante cierra, a una veterinaria d´çonde la revisaron, la bañaron y le aplicaron unas vacunas.

Ella está bien de salud, pero no se ha podido determinar si la dulce peludita nació en la calle o fue abandonada por su familia original.

En búsqueda de un hogar para toda la vida.

Lo cierto es que aunque el dueño del restaurante está dispuesto a defenderla todas la veces que sea necesario, ella necesita hogar por lo que el hombre hace un llamado a quien pueda estar interesado en brindarle el amor y la seguridad de una verdadera familia para siempre.

Por ahora agradecemos a este gentil señor el haberla acogido y más aún, defendido ante sus clientes.

Facebook/elblogdeltortero

Fuente: Tortas»Carísimas», LosDíazDeJuárez.