fbpx

Con 84 años recorre a diario kilómetros a pie buscando a Kayfaz, su perrito perdido

Se perdió hace unos días, tiene 9 meses, Don Agustín está dispuesto a ofrecer una recompensa de sus ahorros a quién lo encuentre.

La pérdida del perrito de color negro y manchas beiges en su pecho, patitas y orejas que responde al nombre de Kayfaz, sucedió en la calle las Prensas y Estación Naranjal en el distrito de Independencia, en Lima, Perú. Su papá adoptivo don Agustín Ramos, pide de corazón a quienes tengan información de él, que se comuniquen al teléfono de su sobrino 987409086 o con Evelyn Quispe, una joven que lo está ayudando en su búsqueda.

El amor motiva cientos de acciones diariamente.

Kayfaz vive con don Agustín, su papá de 84 años, pero aquel 19 de octubre, la puerta de su casa quedó abierta y él aprovechó para salir a dar un paseo. Quizás el peludito se distrajo haciendo nuevos amigos y olfateando cosas nuevas, por lo que sin querer se alejó de su hogar y tristemente no supo cómo regresar.

Pasadas las horas y sin tener noticias de su perrito, don Agustín decidió emprender la búsqueda él solito. Partiendo desde su casa en Naranjal y a paso lento, pero seguro, el preocupado abuelito se dirigió a recorrer las calles de su ciudad con tal de encontrar a ese miembro especial de cuatro patitas de su familia.

Ayudémoslos, ambos se están extrañando mucho.

En medio de sus caminatas por encontrar a Kayfaz, conoció a Evelyn Quise, una joven que al enterarse de la triste situación, decidió compartir la historia por medio de sus redes sociales con la esperanza de que sus amigos y demás internautas, pudieran ayudar con la búsqueda y de esta manera el abuelito no tuviera que esforzarse tanto.

El desespero y la tristeza por no saber del paradero de Kayfaz, se está adueñando del corazón de don Agustín, quien aseguró dar todos sus ahorros a quien le ayude a encontrar a su perrito, ya que para él es muy doloroso no saber en que condiciones está.

Las caminatas en busca de Kayfaz han sido largas y agotadoras, pero su papá adoptivo no se rendirá hasta encontrarlo, pues con lágrimas en sus ojos recuerda los buenos momentos que han pasado juntos y que el abuelito espera se vuelvan a repetir.

A la fecha la publicación ha sido compartida cientos de veces, pero aún no hay noticias de Kayfaz. Por su parte la comunidad peruana sigue ayudando a buscar al perrito, para que pueda estar de vuelta con su amado dueño, quien también seguirá buscándolo hasta que nuevamente puedan estar frente a frente y darse ese abrazo que ha estado postergado.

¡Tranquilo abuelito, ya aparecerá, porque la unión hace la fuerza!

Fuente: Evelyn Quispe.