Este perrito no puede estar más feliz de haber sido salvado de su triste destino

Sólo bastó un día para que este perrito pasara de la tristeza a la felicidad absoluta.

Asher fue rescatado de una casa donde lo tenían encadenado y viviendo en muy mal estado. Fueron los miembros de Dogs Mereid Better ubicado en Smithfield – Virginia, quienes lo liberaron y lo llevaron a sus instalaciones, allí el perrito estaba asustado y confundido, pero poco a poco se fue sintiendo mejor.

El problema era que tenían en ese momento tantos animales bajo su cuidado, que no hallaban lugar para tener a Asher, por lo que decidieron enviarlo a un hogar de acogida.

Rumble

Buscando un hogar definitivo.

Este tipo de hogares pretenden tener a un animalito temporalmente, mientras el refugio que lo tiene a cargo logra conseguirle una familia que se haga cargo para el resto de la vida. Con esto se busca descongestionar los refugios, que suelen estar muy, muy llenos y también darle la oportunidad a los animalitos de ir adaptándose a vivir con una familia, volver a confiar en las personas, sentirse cómodos en un espacio que no conocen, etc, para que cuando alguien se interese en ellos ya estén rehabilitados y listos para ser parte de un nuevo hogar.

Rumble

Fue por esta razón que Asher llegó a un hogar de acogida que lleva mucho tiempo trabajando con el refugio que lo rescató, allí la dueña de la casa desde el primer día le brindó un montón de amor al perrito y él al saber que estaba en manos de alguien que lo amaba, no sabía como manifestarle su agradecimiento y felicidad.

Se subía en sus piernas y la abrazaba con todas sus fuercitas, le daba besos y no le permitía siquiera atender una llamada telefónica.

Rumble

Mira en el siguiente vídeo el momento en que Asher le demuestra a la mujer que lo acogió cuán agradecido y feliz está.

Mi familia definitiva ya está aquí.

A pesar de que Asher estaba muy contento en su hogar de acogida, pasado un tiempo el refugio le consiguió un hogar para siempre.

Rumble

Lo adoptó un señor que tiene una casa en el campo con mucho, mucho espacio para que Asher, que es un perro muy grande y activo, pueda correr y jugar hasta el agotamiento. En la casa vive otro perrito y se adoran. También hay pollitos a los cuales el perrito les ha tomado mucho cariño, juega con ellos y a veces hasta le gusta dormir con ellos.

Sin embargo, lo más importante es el inmenso amor que ahora le da su padre humano.

Rumble

Su nuevo hermano es Benji y son los mejores amigos. Tiene 17 acres que camina a diario y le encanta ir al jardín con su padre. Roba tomates del cubo cuando son traídos, los lleva por el pasillo y trata de comer antes de que su madre los encuentre. También tiene 30 amigos pollos y es muy curioso. – Escribió Dogs Mereid Better, el refugió que rescató a Asher.

Fue de esta manera que Asher pasó de las cadenas y el descuido a la felicidad absoluta.

Gracias a todas las personas que estuvieron involucradas en el proceso de cambiarle la vida a este dulce peludito.

Rumble

Fuente: Rumble.