fbpx

El oficial Max ya se encuentra en servicio, hoy se unió al escuadrón orejitas de la policía

Ese escuadrón de la policía debe ser especialista en derretir corazones jeje 💚

La historia de este perrito comenzó cuando su dueño, un funcionario del congreso, lo agredió en una calle en Perú, los hechos fueron registrados por un vecino del lugar, quien compartió las fuertes imágenes del vídeo en sus redes sociales, rápidamente la publicación se hizo viral, llegó a los principales medios de comunicación del país y, por supuesto, a la policía.

Los agentes de inmediato atendieron la denuncia pública y se dirigieron al lugar de residencia del sujeto, en donde le quitaron definitivamente la tenencia del adorable perrito.

Ya una vez en la comisaria el peludito se acercó a uno de los agentes de policía y le dio un «beso» en la mejilla, acto que conmovió muchísimo al personal y también, una vez más, a los usuarios de redes sociales; por segunda vez, el perrito se hacía viral.

Policía Nacional del Perú

Aunque la idea de los oficiales en un comienzo era llevar al perrito a un refugio, luego del enternecedor beso de agradecimiento por haber sido salvado de un hombre miserable que no lo trataba bien, cambiaron de parecer y decidieron quedarse con el animalito.

Fue, así como el perrito, llamado Max, se unió formalmente a la Policía Nacional del Perú y ahora se encuentra entrenando para ejercer su trabajo en el escuadrón más hermoso del mundo: el escuadrón orejitas.

El escuadrón Orejitas.

Max hará parte de dicho escuadrón junto a otros perritos que previamente ya habían sido rescatados por la policía del Perú. Sus funciones serán, principalmente, acompañar a los agentes de tránsito a patrullar las calles para atender emergencias cotidianas de las personas, poner infracciones a quienes excedan el límite de velocidad o se pasen un semáforo en rojo, pero, sobre todo, los oficiales estarán atentos a auxiliar animalitos callejeros que sufran accidentes o que estén desamparados para ser rescatados y entregados a refugios que los rehabiliten y los entreguen a familias dispuestas a darle un hogar a uno de estos huerfanitos.

No es la primera vez que recibimos noticias de las buenas acciones de la Policía Nacional del Perú para con los animales, y por eso lo celebramos y les extendemos un abrazo de hermandad, pues la causa animalista nos une a todos los corazones bondadosos que procuran el bienestar animal y propenden a la compasión hacia los peluditos de todas las especies del mundo.

Que vivan los animales y que viva el escuadrón orejitas!