fbpx

Él se queda con lo que nadie quiere, sólo adopta perros viejitos que no encontraron hogar

Cuando adoptes un perrito no mires su edad o color, mira a través de sus ojos y verás lo más hermoso que posee…su alma.

Steve Greig es un hombre que tiene mucho espacio en su hogar pero sobretodo en su corazón. Desde que era muy pequeño tenía un profundo amor por los animales, pero ha medida que ha crecido ese amor también se ha ido desarrollando, pues antes tenían dos o tres perros, pero ahora tiene en su casa en Colorado, Estados Unidos,  a más de diez animalitos, en su mayoría son todos mayores y todo poco adoptables.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Steve (@wolfgang2242) el

Entre sus  animalitos está: un cerdito que parece más un perro que un marranito por su comportamiento, dos gallinas, dos patos, dos palomas, una pareja de gatos, los perros y un conejo.

El hombre asegura que su amor por los animales proviene de sus padres, pues estos lo educaron para que respetará, cuidará y quisiera a los animales desde una edad muy temprana.

Crecí con muchas mascotas, mis padres eran amantes de los animales y casi siempre me permitían tener los que quisieras siempre que pudiera cuidarlo. – Afirmó Steve a The Dodo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Steve (@wolfgang2242) el

La perdida de un hijito peludo, la llegada de muchos más.

Steve, aunque si era un gran amante de los animales, nunca llegaba a tener más de tres o cuatros animalitos en casa, sin embargo, eso cambio después del día en que tuvo que sufrir la perdida de uno de esos perritos, el más viejo y con el que más tiempo compartió durante toda su vida.

El perrito tenía una edad muy avanzada, por lo que durante sus últimos meses, comenzó a presentar problemas de salud, lo que poco a poco lo llevó a dejar su vida terrenal y llegar al cielo de los perritos para poder descansar.

Steve entendía que es el ciclo natural de la vida y la naturaleza, sin embargo, su perdida era algo que lo mantuvo intranquilo y con mucho dolor durante varios meses. Hasta que un día se dio cuenta que esa tristeza la podía transforman en algo bueno para él y para otros animalitos que estaban esperando una oportunidad de ser felices como alguna vez su perrito lo fue.

Estaba tan preocupado por la perdida, pasaron uno o dos meses y todavía me sentía muy mal por eso. Decidí que la única forma de sentirme mejor era hacer algo bueno que probablemente no habría ocurrido si él no se hubiera ido. – Expresó Steve a The Dodo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Steve (@wolfgang2242) el

Fue entonces cuando se acercó al refugio local para adoptar a un perrito, él tenía en mente adoptar al más viejito y el que menos oportunidades tuviera de tener un hogar.

Así que adopté un Chihuahua de 12 años, llamado Eeyore, él tenía un soplo cardíaco y cuatro rodillas en mal estado, lo traje a casa y eso fue sólo el comienzo de todos los animales. – Dijo Steve a The Dodo.

Después de que Steve tuvo la experiencia de darle un hogar a un peludito que muy probablemente no hubiera conocido el amor de una familia, se dio cuenta que podía hacer aún más, había salvado a un perrito, pero allá fuera de su casa quedaban muchos más animalitos esperando ser rescatados y recibir amor, uno profundo como el que él podía ofrecerles.

Fue así como termino adoptando a 20 animalitos, siendo 10 perritos, de diferentes especies pero todos formando el mejor hogar que Steve hubiera podido desear.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Steve (@wolfgang2242) el

¿Cómo es la rutina de Steve y la de todos sus animalitos?

Steve comienza su día siempre a las 5 de la mañana, lo primero que hace es prepararle la comida a sus hijitos peludos, después se dispone a darles sus medicamentos, pues como anteriormente se mencionó, todos son mayores y algunos tienen problemas de salud.

Después él se va a su trabajo, pero regresa siempre a la hora de almuerzo, los alimenta y los saca a dar un mini paseo, en la noche repite la rutina, les da de comer, les da sus mediamentos y un paseo por el vecindario que les permita poder descansar plácidamente.

Un día normal para mí es levantarme a las 5 am de la mañana y preparar el desayuno para todos ellos, que, ya sabes, hay muchos animales y la mayoría de ellos tienen dietas diferentes. – Aseguró Steve a The Dodo.

El fin de semana, lo que en teoría deberían ser días de descanso, se conforman por idas al veterinario y aseo general de toda la casa.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Steve (@wolfgang2242) el

Él asegura que sus animalitos le ayudan, pues aquí está el ejemplo de Oprah, una gallina que le gusta dirigir la aspiradora.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Steve (@wolfgang2242) el

¿Cuales son las historias de cada hijito peludo?

Steve cuenta que todos los animalitos tienen una historia diferente, pero que todos son rescatados y adoptados, los perritos y los gatitos los ha adoptado de organizaciones animalistas que aseguran que tenían pocas oportunidades de tener un hogar y que incluso por eso, era probable que tuvieran que dormirlos.

El conejo y el cerdito, los abandono un vecino que tenía, el cerdito se lo dio asegurando que no quería seguir teniéndolo y que si él no lo aceptaba, lo llevaría a una planta de producción de carne. Al conejito lo dejó un día en su puerta antes de marcharse del vecindario.

Sus otros animales, como las palomas, los patos y las gallinas, son rescatados de historias tristes que vivieron, todos provienen del campo, donde no los tenían en condiciones optimas y no recibían los cuidados que necesitaban y merecían.

Steve asegura que entre todos se llevan muy bien y que son muy consentidos, pues aunque se podría afirmar que algunos de los animales no son  domésticos, todos viven felices en su casa y permanecen juntos, duermen pegados unos con otros, no pelean, juegan y comparten la comida.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Steve (@wolfgang2242) el

También cuenta que las personas cuando van a su casa no pueden creer que hayan tantos animalitos, pues todos son muy juiciosos y consentidos, lo que hace que casi no se perciban, sobretodo los perros, que por su avanzada edad, permanecen la mayoría del tiempo durmiendo y descansando.

Lo que le encanta a Steve, pues él dice que una de las cosas por las que le gusta tener perros viejitos, es porque es fácil cuidar de ellos y no demandan tanta energía, como es en el caso de los perros cachorros, los cuales requieren de muchos más cuidados y atención, situación a la que él no se considera capaz de manejar, tratándose de tantos animalitos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Steve (@wolfgang2242) el

Muchas personas aseguran que Steve vive una vida de locos, pero él se siente muy feliz con lo que hace y está dispuesto a tener más animalitos cuando cuente con más espacio, pues la idea de él nunca es ser acumulador y tenerlos por tenerlos, sino tener las condiciones y los recursos suficientes para darles una vida digna y feliz.

Ahora mismo, estoy afuera en mi patio y es un hermoso día, todos están tendidos alrededor del patio, lo hacen sentir como en casa. Es simplemente satisfactorio saber que estos sujetos son felices, amados y bien cuidados. Hace que mis días valgan la pena. – Concluye Steve a The Dodo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Steve (@wolfgang2242) el

Fuente: Wolfgang2242, TheDodo.