Este perrito le donó sangre a un cachorrito que necesitaba con urgencia una transfusión

Este perrito le donó sangre a un cachorrito que necesitaba con urgencia una transfusión

No se quejó, no se movió, este perrito donó su sangre con una sonrisa de generosidad.

No todos los peluditos vienen al mundo con la misma suerte de ser sanos y poder correr, jugar y saltar en cualquier lado. Lo cierto es que muchos de ellos nacen con complicaciones y tienen que enfrentar duros momentos para sobrevivir y pasar a su etapa adulta siendo unos peluditos valientes. Este es el caso de un pequeño cachorrito que estuvo a punto de fallecer antes de que otro perrito viniera a su rescate.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Jax and Titus (@jaxandtitus)

Perrito donador.

Jax es un hermoso perrito rescatado de siete años de edad que tiene la fortuna de tener una mamá veterinaria, Jennifer Fowler, quien celebra tenerlo a él y a su hermanito Titus. Ambos hacen parte de un equipo de perros escaladores, por lo cual, su salud es perfecta y su fortaleza para enfrentar problemas, inquebrantable.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Jax and Titus (@jaxandtitus)

Fue así como, a mediados de junio, Jax fue solicitado de emergencia para ayudar a un pequeño cachorrito que llegó a la clínica veterinaria donde trabaja su mamá humana con una condición de anemia muy avanzada, su estado de salud era critico y en cuestión de minutos podría el pequeño perder la vida. Solo una transfusión de sangre podría salvarlo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Jax and Titus (@jaxandtitus) el

Jennifer, que estaba al frente del caso, supo que necesitaba la ayuda de un perrito que estuviera muy cerca para atender la emergencia rápidamente y pensó inmediatamente en su fuerte y precioso Jax al que le encantaba la atención y parecía ser muy obediente con cualquier procedimiento médico.

La ayuda va en camino.

La casa de la mujer estaba a solo 10 minutos del centro médico, por lo cual, llamó con urgencia a su esposo para que llevara al perrito y pudieran hacerle una extracción de sangre y así ayudar al cachorrito que parecía desvanecerse inexorablemente entre los brazos de su médico.

No pudimos ponernos en contacto con los propietarios durante aproximadamente una hora, pero queríamos seguir adelante y preparar las cosas para que tan pronto como aprobaran el procedimiento, estuviéramos listos. –Comentó Jennifer a LAD Bible.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Jax and Titus (@jaxandtitus) el

Cuando Jax llegó, su emoción estaba al límite, aunque parecía estar muy atento a todos los procedimientos que los médicos hacían con afán, no opuso resistencia a la introducción de la aguja en su cuello, sus ansias por saber qué era lo que estaba pasando le ganaban y, sobre todo, recibir mimos exacerbados de su mamá y de los otros médicos, lo tenía fascinado.

Usando una aguja y una bolsa de transfusión, simplemente extrajimos sangre de su cuello durante unos 30 segundos mientras sostenía su cabeza y le besaba la cara, meneaba la cola todo el tiempo y no sollozaba ni lloraba ni una sola vez. Después de unos 30 segundos, todo terminó y recibió muchas golosinas y una merienda alta en calorías de comida húmeda, así como un poco de agua y pudo pasar el rato en una cama súper cómoda por el resto de la tarde. –Dijo Jennifer a LAD Bible.

Sin saberlo, la transfusión de Jax, que se gestionó en un tiempo no mayor a treinta minutos, no solo le salvó la vida al pequeño cachorrito, también sirvió de ayuda en tres transfusiones seguidas, ya que el cachorro era muy pequeño y no requería de una gran cantidad de sangre. Salió adelante y pasó la dura prueba.

Jax no solo es un perrito lleno de valor, también de solidaridad con los otros peluditos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Jax and Titus (@jaxandtitus) el

Fuentes: Jax And Titus, LAD Bible.

Si te gusto esta historia animalista considera apoyarnos con una suscripción de pago.

Existimos gracias ti!