fbpx

Gatito callejero pedía frente a una tienda que la gente le comprara comida, así sobrevivía

Hasta que un día una chica de buen corazón lo tomó en sus brazos y se lo llevó con ella para amarlo el resto de su vida.

Los animalitos son astutos y saben cómo ganarse nuestro corazón cuando con sus ojitos suplicantes nos piden algo. Este pequeño gato blanco apodado como Conejo por la falta de su cola vive en México y es el ejemplo vivo de esto.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Tania Santos Coy (@tanialsct) el

Ternura pura a cambio de golosinas.

Conejo es un gato del que muy poca gente sabía algo hasta hace un mes, cuando, Tania Santos, una joven mexicana, se topó con él al entrar a una tienda. Ella, intrigada por el gato, quiso entrar y se encontró con una agradable sorpresa: después de acariciarlo por unos segundos afuera del lugar, Conejo se pegó a ella y casi como un guía turístico, le enseñó el camino hasta adentro de la tienda.

Su comportamiento no era desinteresado, de hecho, estaba totalmente planeado. Tania entró a la tienda siguiendo al pequeño gato que le bloqueó el paso a otras secciones y la llevó directamente a la estantería de la comida que él buscaba con ansiedad, incluso señalando la que quería. Todo este gesto curioso y gracioso quedó registrado en el siguiente video, donde la mujer muestra la situación desde el exterior, una vez habló con los dueños y supo los pormenores necesarios.

Un giro inesperado.

Después de darle lo que tanto esperaba Conejo, salió de la tienda sin dejar rastro pero a Tania su historia le quedó sonando, nadie sabía mucho de él y ella estaba decidida a averiguar más, incluyendo su situación respecto a un hogar. Unos días más tarde volvió y se encontró con la misma rutina, allí estaba sentado afuera observando quién podía ser su próxima víctima.

La joven le compró otra bolsa de golosinas y mientras se marchaba, ella lo siguió hasta un lugar alejado y vacío en la carretera, efectivamente Conejo vivía en las calles y subsistía de su encanto.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Tania Santos Coy (@tanialsct) el

En un acto totalmente sorprendente, Tania pensó un poco la situación y decidió llevarlo a su casa esa misma noche. Es imposible saber cuánto tiempo vivió en la calle pero en ese mismo instante, supo que no la había pasado muy bien, su pelo estaba totalmente enredado y tenía algunas heridas que aún no habían cicatrizado del todo, tampoco se podía determinar si eran debido al contacto con humanos o por peleas con otros animalitos.

«Nunca me había sentido tan manipulada en toda mi vida»

Tania ya tenía en casa a otro gatito, sin embargo, hoy siente que adoptar a Conejo fue la mejor decisión que pudo tomar. A veces, cuando pasa cerca de la zona se asegura de visitar la tienda y hablar con sus dueños, solo para confirmar que nadie ha ido a buscarlo, en caso de tener un hogar anterior, sin embargo, la respuesta siempre ha sido la misma, nadie ha preguntado por él. De hecho, ellos agradecen el gesto de Tania por haberle hecho parte de su hogar.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Tania Santos Coy (@tanialsct) el

Hace más de un mes Conejo vive en la comodidad de un hogar donde le cumplen todos esos caprichos por los que antes trabajaba con mucho esfuerzo y unos ojitos manipuladores. La situación no ha cambiado, él sigue haciendo de las suyas y Tania dice sentirse más manipulada que nunca en su vida para cumplir todos los deseos de este bello peludito blanco.

Fuentes: Tania Santos, The Dodo.