fbpx

India quiere que su fuerza perruna policíaca sea conformada por perritos callejeros

Una muy buena medida para dar un techo a más perritos, India es el país con la población de perros callejeros más grande del mundo.

En diciembre de 2019, la policía de Bangalore, la tercera ciudad más grande en India, lanzó un programa que incluye entre sus agentes más experimentados a los hermosos perritos que conviven en las amplias y concurridas calles del inmenso país, ubicado en el corazón de Asia.

Con esta hermosa iniciativa el cuerpo de seguridad de este territorio busca combatir uno de los problemas más grandes de todo el país: el abandono de los perritos sin hogar.

Express

Son casi 35 millones de perritos que viven en situaciones vulnerables, un numero que ha aumentado a través de los años y que se ha hecho más visible para los gobiernos, de hecho, este es el país con más animalitos callejeros según las estimaciones. La gran concurrencia de perros en las avenidas principales en busca de comida y algo de agua ha hecho que la gente empiece a generar estigmas entorno a ellos, afirmando que podrían contagiarse de males como la rabia. Sin embargo, aún hay gente buena que vela por la seguridad de estos hermosos peluditos y que quiere encontrarles un lugar en el mundo.

Sin lugar para ellos.

India es uno de los países con más desigualdad alrededor del mundo, las riquezas de algunas familias rebasan por mucho a la clase baja y a una casi inexistente clase media. Es por esto que muchos de los perritos son dejados a su suerte, algunos otros han nacido en las calles agrestes que no tienen mucho que ofrecerles y aunque parezca extraño, el mal de rabia aún es común en los individuos y mata a gran cantidad de ellos al año. A pesar de ser peluditos preciosos el termino ‘Indie’ ha pasado a cobijarlos a todos para tratar de menguar la discriminación que sufren a diario.

La policía junto con algunas organizaciones animalistas como Charlie’s Animal Rescue Centre, han intentado con cada una de sus capacidades, ayudar a los hermosos Indies de esta ciudad que cada día tiende a ser más industrializada, uno de los recursos que intentan implementar es la castración y esterilización, sin embargo, es complicado hacerlo con miles de cachorritos a los cuales ayudar.

La fundación intenta llevar comida a cada uno de ellos y ahora en cuarentena, obtienen ayuda extra de la policía que no olvida que ellos también han ayudado a sus dos nuevos guardias de policía, los más tiernos de la estación.

Dos cachorritos listos para el servicio.

Normalmente, en otros países, los perros entrenados como escuadrón antidrogas o los perros policías son, a menudo, de unas razas muy específicas, sin embargo, en India el panorama planea ser cambiado totalmente. La División Sur de la ciudad de Bangalore tiene, al menos, 17 estaciones de policía y está a cargo de Rohini Katoch Sepat, quien dio la orden de alimentar a cada perro que ronde estos lugares y que pueda ser adoctrinado para cumplir algún servicio, así sea dormir a la sombra mientras cuidan el paso.

Sin embargo, hay una de las estaciones que se está llevando todas las atenciones por sus recientes contrataciones de cuatro patitas, Kumaraswamy Layout adoptó entre sus filas a Rocky y Julie, dos preciosos cachorritos hermanos que, aunque pequeños, están listos para ser entrenados y acompañar a los guardias en las patrullas nocturnas y en algunas misiones más especiales. Estos dos pequeñitos llegaron a la estación desde una edad muy temprana y la rondaban, de allí obtenían comida y un poco de calor humano, se podía decir que ya hacían parte del lugar, ahora, son condecorados oficialmente y su proceso de entrenamiento no llevará mucho, son inteligentes y ya reconocen la rutina.

Largo camino por recorrer.

Aún hay muchos peluditos por socorrer en la calle y muchas labores a llevar a cabo para quitar un poco el prejuicio de los habitantes de todo el país y de Bangalore en concreto. Para ello, los animalistas de la zona trabajan de la mano de la fuerza pública para ejecutar programas de vacunación y esterilización, además de grandes campañas educativas para que los humanos aprendan a ver a estos pequeños indefensos de la manera en que deben ser vistos: con amor y sin temor.

Por ahora, la labor que lleva la policía de la mano de fuerzas animalistas y fundaciones en la ciudad ha resultado ser un ejemplo para todo el país que necesita con urgencia un cambio de mentalidad y compasión con cada uno de los peluditos que necesitan ser cuidados y protegidos.

Fuentes: New Indian Express, National Geographic.