Lo dejaron en un refugio con su camita y todos sus juguetes empacados en una bolsa

Si bien la mayoría de historias de perritos que son abandonados por sus familias comparten en común el hecho de que a esas personas pareció nunca importarles realmente su animalito, esta resulta un poco diferente, pues quién lo dejó atrás manifestó tener el corazón roto en mil pedazos por tenerlo que abandonar.

MCACC West Adoptable Dogs

La situación se dio a conocer cuando un perrito llamado Wall-E llegó al refugio Maricopa County Animal Care and Control (MCACC) ubicado en Texas. Allí lo conocían bien, pues casi cuatro años atrás ellos mismos lo habían entregado en adopción a una familia que parecía muy comprometida en cuidarlo para siempre.

Sin embargo, se equivocaron pues su dueño regresó para devolverlo. Lloró y manifestó que realmente lo amaba, pero que ya no tenía tiempo para cuidar de él… y así sin más lo dejó.

MCACC West Adoptable Dogs

Por supuesto el perrito tenía su corazoncito destrozado, de un momento para otro se encontró en un lugar que no conocía con todos sus juguetes y pertenencias metidos en una bolsa y sobre lo que había sido desde hace mucho tiempo la camita en la que dormía. Él no entendía que había hecho mal.

Sollozaba, estaba triste ansioso y por momentos agresivo, tal era su confusión. Pero las cosas empeoraron cuando en el refugio lo trasladaron de lugar y lo alejaron de sus pertenencias, su último vínculo con las personas que consideraba familia.

A partir de allí, se puso más agresivo con las personas que pasaban delante de su jaula buscando un perrito para adoptar, pero con los voluntarios que lo sacaban a pasear y jugar se mostraba como realmente era: un perrito dulce y lleno de amor para dar.

Varios meses pasaron y Wall-E no lograba ser adoptado, entonces a algunos voluntarios se les ocurrió subir en redes sociales la foto del día en que fue abandonado en el refugio, con una breve descripción que contaba lo que le había sucedido.

La respuesta de las personas fue increíble, miles de solicitudes para llevarlo a casa llegaron ese mismo día y pronto una adorable mujer fue elegida como su próxima dueña. Wall-E congenió inmediatamente con ella y con otro perrito de su propiedad, quien se convertiría en su nuevo hermanito.

La mujer que lo adoptó se comprometió a cuidarlo para siempre, comprendiendo el hecho de que este dulce perrito no aguantaría un abandono más.

MCACC West Adoptable Dogs

No podemos juzgar a la persona que lo abandonó, pero muy cierto es que hasta que no exista consecuencias legales para el abandono de animales esto seguirá sucediendo con total impunidad. Es muy importante comprender que ellos confían plenamente en nosotros y nuca vana comprender porque los han dejado atrás.

La pregunta es: ¿tú dejarías a un niño pequeño abandonado en un jardín porque no tienes tiempo para cuidar de él? Creo que no, porque se entiende que eso convierte al sujeto en un criminal ante los ojos de la ley y en una mala persona ante los de la sociedad. Pues bien es hora de que entendamos que nuestros animalitos son exactamente como niños, dependen de nosotros.

Fuente: MCACC West Adoptable Dogs, TheDodo.