fbpx

Los animales en Colombia celebrarán diciembre sin el terror de los fuegos artificiales

Distrito capital, NO usará fuegos artificiales en sus eventos navideños.

La pólvora es uno de los materiales más antiguos de la era actual, fue inventada en China en el siglo IX y se ha usado de manera ininterrumpida para armas de fuego y, también, para los espectáculos de juegos pirotécnicos que tanto solemos ver en festividades alrededor del mundo.

Pixabay

A pesar de su popularidad en este tipo de festejos, su sonido potente al explotar es uno de los más perjudiciales para la salud de gatitos, perritos y fauna silvestre como aves en general y endémicas de cada lugar.

Desde hace un par de décadas se investiga su impacto en ellos y se ha comprobado que causa infartos, abortos espontáneos, desubicación, miedo extremo e, incluso, muertes; esto debido a los agudos sentidos mucho más desarrollados que los de los seres humanos y, aún así, personas con condiciones especiales también pueden llegar a sufrir síntomas preocupantes.

Bogotá busca ser la capital de los cielos en calma.

Bogotá, siendo una de las ciudades más importantes a nivel latinoamericano, ha tenido este tipo de espectáculos de luces, colores y ruido durante mucho tiempo, en especial en la época de navidad donde suelen ser llevados a cabo por manos profesionales, pero, también, por personas del común.

Free Images

Por esa razón y considerando el grave impacto que tiene esta práctica para más de dos millones de animales que residen en la capital, la concejal animalista Andrea Padilla Villarraga, ha venido adelantando, entre sus múltiples proyectos a favor de la fauna, una campaña ciudadana nombrada como Cielos En Calma.

El propósito de esta causa, a la que se han unido otros concejales y representantes políticos de diversos sectores, es sustituir la pólvora por tecnologías más amigables para personas con capacidades especiales y para los animalitos, tales como pólvora con bajo impacto auditivo, espectáculos de luces laser que involucren artistas y shows de drones.

Ya es una realidad.

La campaña, lanzada oficialmente el 12 de agosto, empezó con una carta dirigida a la alcaldesa actual de la ciudad, Claudia López, y una petición ciudadana que esperaba recaudar 10.000 firmas antes de que el Instituto Distrital de Recreación y Deporte empezaran las licitaciones para contratar a los operadores de estos juegos pirotécnicos, sin embargo, el equipo detrás de Cielos en Calma logró mucho más de lo que esperaban.

En solo dos semanas, cerrando la petición el 31 de agosto, se lograron recaudar 10.750 firmas que, junto con la carta presentada formalmente, fueron evidencia suficiente para que la Alcaldía tomara la decisión de finalizar octubre con la noticia: al menos en diciembre de 2020, Bogotá no tendrá pólvora en sus celebraciones oficiales.

Pixabay

Aunque seguirá siendo un esfuerzo grande y todavía requiere de la unificación de otros sectores como el de los comerciantes y, también, de la población en general, la capital colombiana ya ha dado un importante paso en la conservación de la fauna a la que tanto tenemos que cuidar, incluyendo a nuestros peluditos en casa.

Una noticia que celebramos.

Fuentes: Andrea Padilla Villarraga, Cielos en calma.

Noticia verificada con Google Fact Check, no a la desinformación. ¿Como verificamos nuestro contenido?