fbpx

No adoptaban a este negrito porque pensaban que estaba bravo, pero es que él sonríe así

Su adorable sonrisa finalmente fue el boleto de salida de la perrera.

Este pequeño tuvo la oportunidad de ser salvado de un terrible futuro, sin embargo, quienes lo rescataron nunca se imaginaron lo felices y agradecidos que estarían al ver esta peculiar sonrisa que lo ha llevado a que hoy esté cerca de tener un hogar permanente lleno de amor y cariñitos.

Justo a tiempo.

Courtney Wingate es el ángel que salvó la vida de tres perritos usados para pruebas de laboratorio en la perrera local de Northwest, Virginia. Como directora de la organización Humane Society of Northwest Louisiana, tiene como su principal labor concientizar a comunidades e individuos sobre la responsabilidad que hay en la tenencia de animales y la política de no muerte para estos pequeños, respetando la vida de todos los seres vivos.

Su misión con la organización no puede ser contenida en un corazón pequeño, ella, de hecho, tiene uno inmenso que hace que quiera salvar a cada animalito que ve en peligro. Este fue el caso de estos tres adorables cachorritos hermanitos de 8 semanas de edad que sobrepasaron la crisis juntos. Cuando Courtney se dio cuenta de la posibilidad que había de salvarlos, llamó a su mano derecha y voluntaria de su fundación, Sarrah Walton, quien buscó a los perritos y los nombró Joe, Burreaux y O, en homenaje al equipo de fútbol americano de la Universidad Estatal de Louisiana.

Esa sonrisa vale cualquier esfuerzo.

Después de ser rescatados y llevados al refugio, fueron examinados para conocer su condición de salud y resultó que, pese a sus precarias condiciones de vida, estos tres hermosos cachorritos estaban perfectamente saludables, demostrando la grandeza de su alma a pesar de las adversidades. Sin embargo, con el paso de algunos días, Burreaux, el pequeño de color negro se enfermó y una vez más, mostró su fortaleza recuperándose asombrosamente rápido.

Sarrah empezó a darse cuenta, después de la recuperación del más carismático del trio, que cada vez que era halagado, su sonrisa de niño chiquito salía a la luz e iluminaba el lugar, unos dientes que brillaban entre lo malo que podía haber pasado. Precisamente esa fue la respuesta al dilema que se planteaban sobre cómo atraer las miradas de posibles adoptantes, pues, aunque sus hermanos eran bastante hábiles en las búsqueda de objetos, este hermoso animalito parecía no tener ningún talento en particular, sin embargo, esa sonrisa era la respuesta.

Cuando le hablas con dulzura se le dibuja una sonrisa como si quisiera algo. Es como si te dijera: ‘Ven a acariciarme, ven a amarme’ – Dijo Sarrah Walton a The Dodo.

Su sonrisa se hace famosa en Internet.

Burreaux quiere tanto un hogar que siempre está sonriendo, tratando de arreglarlo. Así que tomamos ese video y ahora se está volviendo viral – Dijo Sarrah a The Dodo.

Las dos mujeres decidieron que la muestra de su talento para derretir corazones sería esa gran sonrisa que lo caracteriza. Grabaron el video pero nunca esperaron encontrarse con la respuesta que obtuvieron. En un par de días, este pequeño obtuvo 40.000 visitas y miles de comentarios donde se afirmaba que había derretido cientos de corazones.

A pesar de esto, Joe ha sido el único adoptado de los 3 hermanos, Burreaux y su hermana O siguen buscando un hogar permanente aunque creemos que no tardarán mucho en encontrarlo. Tenemos fe en este chachorrito que, aunque ha tenido un comienzo difícil, se mantiene luchando mientras sonríe y muestra esos hermosos dientes.

Si esta sonrisa que estás a punto de ver en este video te enamoró como a nosotros, puedes aplicar para adoptar a Burreaux o a su hermana O, igual de dulce a él, en el siguiente enlace.

Fuentes: Humane Society of Northwest Louisiana, The Dodo.