fbpx

Su mamá encontró a su perrita perdida y se la llevó de sorpresa a la salida de la escuela

Apenas el niño vio a su perrita se puso a llorar, él mismo la había buscado sin descanso todos los días y la extrañaba muchísimo.

Esta hermosa perrita de raza pug de color negro, llamada Piper, con tan solo dos años de edad llegó a la vida de su ¨hermano¨ favorito como regalo de cumpleaños y desde aquel día han demostrado que son el uno para el otro. Sin embargo, el destino les puso una dura prueba que quizás no olvidarán.

April Licata

Una mascota llegaba para alegrar las mañanas de la familia.

April Licata, es la madre de dos pequeños gemelos y de otros dos chicos más grandes llamados Carter y Natalie, ella hace todo lo que está en sus manos por verlos muy felices, incluso ceder un poco ante la gran responsabilidad de tener nuevamente un perrito en casa, pues ya tienen uno llamado Jake.

Debido a las constantes insistencias de los niños por tener otro perrito, April accedió y así fue como Piper llegó corriendo entre los niños con un lindo moño rosado, para aclarar que era una chica, a la fiesta de cumpleaños número 12 de Carter.

April Licata

Aunque su hermana Natalie también estaba feliz con su llegada, rápidamente la familia notó que Piper, quería estar la mayoría de tiempo con Carter. Dormía plácidamente a su lado, se sentaba en sus piernas y mientras los niños estaban en la escuela, la perrita permanecía en la habitación del pequeño esperándolo pacientemente.

Como era costumbre, April sacaba a los dos perritos a dar un paseo antes de acostarse a dormir, les quitaba la correa del collar y los dejaba correr libremente por el vecindario unos minutos, sin embargo, esa noche al llamarlos devuelta solo regresó Jake. 

«Piper, Piper» – gritaba la familia con la esperanza de que la pequeña perrita se hubiera distraído jugando con otros perros, pero luego de unas horas comprendieron que estaba perdida o quizás alguien la había robado.

Una familia angustiada y una perrita en busca de su hogar.

Aquella noche del 18 de noviembre terminó con la desconsoladora imagen de dos niños llorando inconsolablemente, Carter y Natalie, no entendían por qué Piper pese a los inagotables llamados no había regresado. La exhaustiva búsqueda de Piper comenzó la mañana siguiente, hablaron con los vecinos y entidades encargas del asunto, pegaron anuncios y finalmente hicieron una publicación en Facebook, ya no había nada más que hacer sino esperar pacientemente.

Diariamente salían a las calles en busca de Piper, guardaban la esperanza de que estuviera cerca a casa, todos estaban realmente tristes y Carter era el más afectado. Estaban a pocos días de iniciar la temporada decembrina y seguían sin saber dónde estaba la perrita, nadie la había visto y poco a poco se esfumaba la ilusión de tenerla nuevamente en casa.

A continuación encontrarás el vídeo para que te dejes contagiar de tan lindo amor.