fbpx

Su perrito extraviado hizo un amigo que no podían dejar atrás, así que lo adoptaron

Hace 6 años su perrito Corky se extravió, cuando lo encontraron se dieron cuenta que él jamás estuvo solo.

Corky es un perrito que había sido adoptado en el año 2009 por una amorosa familia, sin embargo, él después de cuatro meses, sintió una necesidad de libertad, exploración y un poco de rebeldía, por lo que un día se escapo de la casa, lo que él no sabía y lo que su familia no se esperaba, era que esa acción los llevaría a separarse por casi 7 años.

Su familia, de apellido Montez, lo estuvo buscando por seis meses, ellos vivían al norte de Texas, pero al creer que su perrito se había ido para siempre, se trastearon al sur, a Fort Worth.

ABCNews

Corky estaba viviendo en la calle, pero no estaba solo.

No sabemos con exactitud las experiencias, necesidades, miedos e incluso alegrías que vivió Corky durante todos esos años, pero de lo que si estamos seguros es que fue un perrito muy astuto y supo como sobrevivir a las adversidades de la calle.

Corky seguramente quería volver a su hogar sólo que no supo como, se presume que en medio de su búsqueda por encontrar el camino a casa, termino alejándose más de ella, lo que le ocasiono perderse por tanto tiempo.

El perrito en algún momento debió comenzar a sentir mucho miedo y soledad, cualquier ser vivo necesita sentirse querido, acompañado y protegido.

Corky, no sabemos cuando tiempo después de que se perdió, se alió con otros dos perritos, ambos de un tamaño similar al de él, flacos, sucios y con los mismos temores y necesidades que él.

Youtube/FortWorthStar-Telegram

La manada de tres perritos comenzaron a andar por las calles en busca de comida y refugio, entre los tres se cuidaban, se acompañaban y se protegían. Con el tiempo los tres  empezaron a comprender que aunque estaban en una situación difícil, tenían una familia y esa familia eran ellos tres.

Un día, en el año 2015, un ciudadano que iba manejando por la carretera, vio a tres perritos, dos recostados encima del otro, el cual no se movía y que aparentemente se veía sin vida, el hombre se acerco con el fin de ayudarlos y entender lo que estaba pasando, cuando llegó allí confirmó sus sospechas, el perrito que estaba completamente acostado, había fallecido.

Se especula que perdió la vida a partir de que un vehículo que lo atropello y lo dejo gravemente herido, haciendo que por más de que su cuerpo luchará por sobrevivir, este tuviera que rendirse en un momento e irse al cielo de los animalitos.

Los otros dos perritos rodeaban el cuerpo sin vida de su amigo en símbolo de protección y respeto, esos otros dos amigos eran Corky y otro perrito que no carecía de uno de sus ojitos.

Youtube/FortWorthStar-Telegram

El hombre al ver que el perrito había fallecido por el irrespeto y la inconsciencia de sus compañeros humanos, decidió hacer algo, no quería que los otros dos perritos que se veían tan nobles y unidos, tuvieran la misma suerte.

El sujeto se comunicó con un refugio llamado Humane Society of North Texas, para preguntar si los podían recibir.

Y así fue, el mismo refugio que había tenido en adopción a Corky hace unos años, los recogió y los llevo a sus instalaciones.

Un reencuentro y una nueva adopción.

En cuanto llegaron los dos perritos al refugio, el personal los baño, alimento y consintió, posteriormente a eso y después de ver que ya se encontraban un poco más tranquilos después de todo lo que habían vivido, los revisaron para saber si tenían microchip, el perrito al que le faltaba un ojo no tenía registro de tener o de haber tenido en algún momento casa, sin embargo, a Corky, le lograron encontrar los datos de su familia, los de la familia Montez.

Pronto el refugio se puso en comunicación con la familia y aunque estos no podían creer lo que les decían, se montaron apresuradamente su carro y trataron de llegar lo antes posible al refugio para verificar si realmente lo que tanto desearon al fin se estaba cumpliendo, era un milagro y ellos querían manifestar su agradecimiento a la vida abrazando a su perrito.

Cuando llegaron al refugio todos estaban muy emocionados. Philip González, director de Humane Society of North Texas , dice que en ese momento hubo lágrimas.

Fue una de las historias más conmovedoras que he visto en mucho tiempo. ¡Su familia había regresado! – Expresa Philip a People.

Kimberly, la cabeza del hogar, le contó a People que su madre había fallecido recientemente pero que ella siempre aseguro que Corky iba a volver, por lo que ese momento significaba mucho para ella.

Ver al perro otra vez fue casi como ver a mi madre. El perro es un pequeño símbolo de ella. – Asegura Kimberly a People.

Todos estaban muy contentos, pero vieron que entre todos los seres que habían en la habitación, había uno en particular que reflejaba en su mirada un poco de tristeza y preocupación, se trataba del perrito que había acompañado durante tantos años Corky, todos parecían muy felices, pero él no entendía por qué, además de que no le gustaba que todos cargaran tanto a su amigo y se olvidarán de que él también estaba allí.

La familia Montez al notar al perrito que lloraba en cuanto cogían a su amigo,  preguntaron por él, la fundación les contó que habían permanecido juntos en la calle y que parecían muy unidos, se notaba que habían pasado por situaciones duras juntos.

Todos se conmovieron, principalmente Jimmy, el padre de familia.

Nuestros corazones se derritieron en el momento en que nos dijeron que se encontraron juntos, sabíamos que tenían que permanecer juntos. – Exclamó Jimmy a Notas de Mascotas.

WFAA

Philip, le respondió a Jimmy que aunque no sabían cuando tiempo llevaban juntos, habían permanecido unidos sobretodo porque habían perdido a su amigo.

No se sabe cuánto tiempo estuvieron juntos los tres pero de lo que estoy seguro es que los perros tienen emociones al igual que nosotros. Cuando pierden a un amigo, sufren y por eso permanecieron juntos. – Comentó Philip a People.

Sin ninguna duda, la familia Montez tomó una decisión, iban a adoptar al otro perrito, al que llamaron Capitán  y a ambos los iban a llevar a casa.

HumaneSocietyOfNorthTexas

El personal del refugio y la familia estaban muy felices, no sólo había tenido un milagro al recuperar a Corky, sino también habían salvado una nueva vida, parecía que Capitán había vivido toda su vida en la calle, por lo que era más que justo que ahora perteneciera a un hogar y disfrutará de su calidez.

Sin duda alguna, los más felices de este final son Corky y su inseparable amigo y ahora hermano.

Son inseparables.Siempre que Capitán se dirige a algún lado,Corky va con él y permanece a su lado. Creo que Corky lo había estado ayudando en la calle en solidaridad por lo que le falta un ojo. Siempre le permite comer primero y a la hora de dormir, ambos se acuestan juntos y no se separaran. Corky sin duda, cuida de él. – Afirmó Jimmy a Notas de Mascotas.

Youtube/FortWorthStar-Telegram

Jimmy le comenta a Notas de Mascotas  que ahora sienten que su familia esta completa y que ahora más que nunca valoran y agradecen a la vida, pues les concedió un milagro y una felicidad muy grande.

En nuestra opinión, es realmente un milagro que hayamos podido reunirnos con él y estamos honrados y orgullosos de poder darle a Capitán una casa también. Sus pequeñas colas no han parado de moverse desde que los adoptamos, son felices. – Concluyo Jimmy a Notas de Mascotas

5NBCDFW.com

Si quieres donar recursos o apoyar de alguna forma al refugio que rescato a Corky y Capitán, puedes hacerlo directamente en su sitio web: Humane Society Of North Texas.

Fuente: 5NBCDFW.com, People.