fbpx

Un ciclista no pudo dejar atrás a un perrito sediento en la carretera

Como pudo se lo llevó pero no lo dejaría allí.

Para las personas que tienen un verdadero corazón animalista, cualquier momento es bueno para ayudar a estos bellos seres y de esto dieron fe un grupo de amigos ciclistas. Mientras los hombres realizaban una de sus prácticas deportivas, encontraron un perrito callejero en su camino y decidieron ponerlo a salvo sin importar lo que costara.

Nunca estaremos lo suficientemente ocupados para salvar una vida.

Los tres hombres que pertenecen al equipo de ciclistas aficionados Marican Team de Villa Regina, una ciudad Argentina, se encontraban en un entrenamiento en la provincia de Río negro, cuando en medio de los arbustos y el sofocante sol vieron lo que parecía ser un perrito de color negro, acostado a la orilla de la carretera.

Uno de los jóvenes no dudó en detenerse de inmediato, pues por las condiciones climáticas el estado de salud del peludito era delicado, parecía tener dificultad para respirar y estar realmente sediento.

Con cautela uno de los jóvenes se acercó al perrito y le compartió un poco de su agua para calmar la sed, sin embargo, allí se dio cuenta que él can necesitaba salir de ese lugar, por lo que entre los tres ciclistas decidieron llevarlo consigo y buscarle un refugio donde lo pudieran cuidar. Eso sí, no desaprovecharon la oportunidad de tomarse una linda foto con el nuevo integrante perruno del equipo.

Rodri, Alan y Emiliano de Villa Regina durante su entrenamiento asistieron a un perrito abandonado que estaba deshidratado – Escribió el equipo Marican Team, en su cuenta de Facebook.

Lo importante era llevarlo sin importar dónde o cómo.

Por lo general una bicicleta es un medio de transporte para una persona, por lo que los hombres tuvieron dificultad para llevar el perrito hasta una zona urbana. Claramente no podían llevarlo caminando porque el asfalto caliente podría seguir dañándole sus patitas, por lo que uno de los hombres decidió cargarlo, literalmente.

En el video grabado por uno de sus compañeros, se ve al hombre avanzando en su bicicleta con el perrito subido en su espalda como si se tratara de un bebé, pero que en esta ocasión se trataba más bien de un amigo bastante peludito.

Al llegar a la zona urbana, sus amigos humanos lo llevaron a un refugio de animales en donde sabían que tendría un mejor futuro y pese a que no se tiene más información acerca del rumbo del can, estamos seguros que lo están cuidando muy bien, mientras encuentra un hogar definitivo.

Como era de esperarse, la historia compartida por el equipo de ciclismo se viralizó rápidamente y muchas personas aplaudieron este hermoso acto.

En ocasiones nos encontramos peluditos en la calle y por el afán del momento no nos percatamos de la triste vida que están viviendo, por eso, los invitamos a que cada vez que tengan la oportunidad de ayudar a un amigo de cuatro patitas lo hagan, porque a nosotros no nos cuesta nada, mientras que para ellos puede ser la salvación.

Acá les dejamos el video de la travesía del perrito.

Fuente: Marican Team, Rio Negro.