fbpx

Un perro encontró a un osito casi sin vida y lo llevó con su familia para que lo ayudaran

El osito bebé se encontraba solo en el bosque y no había rastro de su madre, tuvo suerte de que este héroe de cuatro patas pasara por ahí.

El 5 de febrero el perrito de la familia Vaughan en Virginia, Estados Unidos, entró a casa con algo en su boca. Para su papás y hermanos humanos fue un episodio normal debido a la libertad que tenía para explorar los alrededores de su hogar. En un principio pensaron que era un cachorrito muerto, sin embargo, al acercarse se toparon con un osezno bebé que apenas respiraba.

Un milagro viviente.

Con 540 gramos de peso, sobrepasando por muy poco una libra, el cahorrito de oso fue encontrado en medio de la nieve por el curioso perrito, sin rastros visibles de su mamá y completamente deshidratado.

Al ver el descubrimiento de este caso, la familia de este hermoso y bondadoso rescatador perruno actuó de manera inmediata y se comunicó con el centro de rescate Wildlife Center of Virginia que, al día siguiente, recibió en sus instalaciones al débil y pequeñito oso que necesitaba cuidados con urgencia.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Wildlife Center of Virginia (@wildlifecenter_va) el

Con los minutos contados para salvar la vida del osezno que estaba en evidente peligro, los trabajadores del centro lo pusieron en una incubadora para comenzar a alimentarlo de manera permanente. Sin saberlo, la familia Vaughan había llevado al pequeño indefenso al lugar correcto, pues los profesionales de allí han trabajado en rescatar vida salvaje desde la creación del establecimiento donde tratan, al menos, 3.000 animales salvajes al año que necesitan de cuidados médicos o afectivos, como este chiquito que quedó huérfano.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Wildlife Center of Virginia (@wildlifecenter_va) el

Encontrando el amor de mamá.

Con el paso de los días, el osito bebé pudo seguir ganando peso y además, con la ayuda de sus nuevos cuidadores, encontró a una mamá oso que estuvo dispuesta a recibirlo como otro de sus hijos. Con la ayuda de su nueva familia podrá llegar hasta los 250 kilos cuando alcance su adultez, aunque ahora parezca imposible.

Wildlife Center of Virginia

Sin embargo, el Wildlife Center of Virginia advierte que este es un caso excepcional en el cual un osezno puede ser recogido, debido al alto riesgo que se corre en otras situaciones donde la madre puede reaccionar violentamente.

El centro de vida salvaje donde se encuentra el pequeño, compartió este pequeño video donde es alimentado desde un biberón, como cualquier bebé.

El perrito de esta historia es totalmente anónimo y, a pesar de esto, queremos nombrarlo nuestro héroe por haber salvado la vida de un indefenso bebé, tal vez por instinto o por curiosidad, de todas las maneras posibles se ganó nuestro corazón.

Fuente: Wildlife Center of VirginiaNoticiero Televisa