fbpx

Una señora hizo una mini camita para esta ardilla en su casa y le encantó

La cama es tan adorable como la ardillita 😍.

Todos alguna vez hemos visto una ardillita saltando de árbol en árbol o degustando una deliciosa nuez, pero lo que no sabíamos es que estas tiernas roedoras tiene la oculta costumbre de robar su alimento, pero quién se va a atrever a denunciarlas porque nos quiten algunos frutos de nuestras plantas o quizás uno que otro vegetal de nuestra cosecha.

Yo las declaro inocentes de toda culpa si siguen siendo tan sociables, amigables y divertidas cuando nos las encontramos.

Lo que se esconde tras esos peluditos cuerpos.

Esta especie no deja de asombrarnos, pues según investigadores y amantes de las ardillas, estas pequeñas roedoras son unas maravillosas madres, pues si encuentran una cría sin nadie que cuide de ellas, las adoptaran y las harán miembros de su familia, pero también pueden ser parte de nuestra familia ya que se pueden domesticar, sin embargo, cabe resaltar que es mejor dejarlas en su hábitat natural y observarlas cada vez que podamos.

Una fiel amante de las ardillas por lo traviesas y adorables que son es Sharon Cutler, una fotógrafa de Inglaterra que cada vez que tiene la oportunidad capta sus mejores momentos. Le encanta tomar todo tipo de fotos y recientemente realizó una sesión fotográfica al conejillo de indias de su hija, en la cual sobresalía una pequeña camita de madera, elaborada manualmente por ella y amoblada acertadamente con sábanas e incluso un edredón.

Luego de aquel trabajó, Sharon decidió reutilizar la pequeña y cómoda camita en su jardín, guardando la esperanza de que le sirviera a una ardillita, para descansar después de un largo día de aventuras y posiblemente ella lograra captar la divertida escena.

Ella y su obturador estaban más que preparados. 📸

Pese a que no sabía si su experimento iba a funcionar, estuvo muy atenta con sus cámara en mano y después de unos minutos llegó la primera visitante curiosa, a la cual llamó Cyrill. La ardillita llegó directo a la cama, al parecer había tenido un día agotador y necesitaba descansar un poco y ese era el lugar perfecto.

Cyril la ardilla estaba tan cansada de un día ocupado en el jardín. Así que era hora de decir sus oraciones, acolchar su almohada, levantar su edredón y saltar a la cama – Escribió Sharon Cutler, en sus redes sociales.

Sharon logró captar unas hermosas fotos, en las que se ve a Cyrill la ardillita, comprobando la comodidad de la camita pues se sube en ella y toca el edredón, pero finalmente decidió que su descanso puede esperar y de un saltó regresó a su labores diarias.

Sin duda las imágenes de esta pequeña curiosa alegran nuestros corazones y hace que queramos conocer un poco más de estas bellas roedoras y por fortuna contamos con la ayuda de Sharon, que luego de aquella divertida situación creó otra para que las ardillitas interactúan, pero está vez en la privacidad del baño.

Fuentes: Sharon Cutler, The Dodo.