fbpx

Veterinario tiene asistente que ayuda a pacientes a comprender que todo estará bien

Este asistente peludito hace muy bien su trabajo.

Un maravilloso momento fue capturado en una fotografía gracias a una mujer llamada Janis, que se encontraba visitando a su amigo veterinario en su consultorio, ella estaba conversando plácidamente con él, cuando de repente una escena llamó su atención.

El perrito de su amigo se mostraba inquieto con los pacientes, lloraba para que su papá humano le abriera la puerta de la sala de hospitalización, esto le llamó la atención a Janis por lo que le preguntó a su amigo porque su perrito se veía tan preocupado, a lo que él simplemente le respondió: «a él le gusta consolar a los pacientes que la están pasando mal«.

Y Janis lo pudo comprobar, ella le abrió la puerta al perrito y este rápidamente se dirigió a saludar y a acompañar a todos los pacientes que en la sala estaban.

Sin embargo, la mujer se sintió aún más atraída por uno de los pacientes en particular, pues el perrito aunque estaba reposando cómodamente en su mesa de recuperación, su mirada reflejaba cansancio, angustia, dolor y tristeza.

Pero dichos sentimientos pronto cambiarían gracias a la presencia del auxiliar peludo, pues este se acercó a él y con una mirada suave y aparentemente sonriente, trato de transmitirle el pensamiento «todo va a estar bien, aquí te vamos a cuidar«.

Un ejemplo más de la solidaridad, amor incondicional, nobleza y raciocinio por parte de los animalitos. Ellos son ángeles, seres puros que cumplen una misión en el mundo, hacerlo mejor y enseñar a la humanidad, a partir de sus acciones, a ser más como ellos y menos como nosotros.

Él no es el único asistente médico peludo.

A medida que pasan los años, los humanos nos concientizamos cada días más, aceptando así, que los animales son seres preciosos y con una infinidad de valores y sentimientos bonitos, lo que los lleva a realizar constantemente acciones tiernas, nobles, solidarias, inteligentes y de vez en cuando, un poco tontas, pero siempre, acciones  que surgen a partir de la inocencia y el amor más puro.

Duke, es un famoso gatito de San Francisco que se ha caracterizado por el noble trabajo que realiza en un hospital de California, el minino disfruta el pasar tiempo haciendo sentir mejor a los pacientes.

Su rutina comienza cuando les pide a los enfermeros que lo lleven en un carrito a las habitaciones de los pacientes, luego, se acurruca al lado de ellos, les ronronea y les permite que lo consientan, esa es la forma en la que él los acompaña en su dolor.

Conoce a Duke en el siguiente vídeo.

Duke y el perrito que conocimos anteriormente, no son los únicos animales que les gusta ayudar y hacer sentir mejor a otros seres vivos, ellos están en todos lados, sólo tenemos que abrir los ojos para verlos y destapar nuestro corazón para poder agradecerles por todo el amor que traen al mundo.

Fuente: JustJanis, UCSFMedicalCenter.