fbpx

Anciano no sabía qué hacer con su perrito enfermo, decidió llevarlo al hospital de humanos

El médico estaba a punto de negarse y decirle que para eso estaban los veterinarios, pero al ver los ojos de tristeza del viejito no pudo decirle que no y decidió ayudarlo.

Esta historia conmueve lo más profundo del corazón porque es la sumatoria de las buenas acciones de varias personas para salvar la vida de un pequeño cachorrito que necesitaba con urgencia ayuda, pero también fue un acto de solidaridad con un abuelito qué no sabía cómo salvar a su peludito, un precioso perrito de escasos meses de edad al que adoraba.

RecreoViral

La verdad es que no importa si se trata de un humano o de un animal, todos merecemos la oportunidad de vivir.

Los hechos ocurrieron en un pueblito de México llamado Huejotzingo, donde sus residentes son personas muy sencillas y humildes. La historia fue contada por uno de los médicos que trabaja en el hospital de la zona, quien narró lo sucedido en su cuenta de Facebook, lo cual fue compartido por miles de personas que agradecen sus acciones.

Resulta que un señor de avanzada edad llegó al hospital con un costal y un cachorrito dentro, pidiendo ayuda ya que el animalito estaba muy enfermo.

Tiene diarrea, está desguansado y no quiere comer. Apenas toma agua, se queja bajito y está muy tristito. – Le dijo a los médicos el compasivo viejito.

RecreoViral

Por supuesto, para el personal del centro de salud fue una sorpresa que alguien llegara allí con un animalito, pues ellos sólo atendían a seres humanos. El médico que atendió al dueño del cachorro, estaba a punto de decirle que no podía hacer nada por él, pues a los animales los debe atender un médico veterinario, pero entonces el señor con toda humildad le dijo que cuanto iba a costar la consulta y le suplicó que ayudara a su perrito.

Suspiré. Miré a los ojos al anciano y estaba a punto de decirle que este era un hospital de salubridad, que atendíamos a seres humanos, a personas, no a animales, para eso estaban los hospitales y clínicas veterinarias, pero él me dejó desarmado cuando me preguntó cuánto iba a costar la consulta. – Narró el doctor.

Esto conmovió mucho al médico, quien decidió hacer lo posible por ayudar al anciano y a su mascota. Llamó a otros médicos y entre todos hicieron una evaluación de lo que podía estarle pasando al perrito. Estaba deshidratado y parecía tener una infección o un virus. Le dieron antibioticos y lo hidrataron con electrolitos. Por supuesto no le cobraron la consulta al señor.

RecreoViral

Al ver las lágrimas de emoción del viejito porque estaban ayudando a su perrito, los médicos le dijeron que si el animalito no mejoraba lo llevara nuevamente con ellos. El señor partió del hospital con su cachorro en brazos, con una sonrisa y feliz al haber sido escuchado y sobre todo al ver que su mascota estaba mejor.

RecreoViral

Lee a continuación las bonitas palabras del médico que atendió al perrito:

Pasaron muchas ideas por mi cabeza… Estábamos en Huejotzingo, un medio semirrural o casi urbano, como lo quieran ver. Los perros andan por las calles; a veces comen a veces no; están escuálidos, descuidados; pocos son vacunados; viven en los patios y deambulan por las calles; pernoctan en la casa de quien consideran su dueño o del último que les dio de comer o de plano en la calle, en donde menos se sienta el frío o caiga menos lluvia.

Muchas veces no tienes ni que salvar una o más vidas para sentirte bien con lo que haces. La vida siempre te lo regresa con esa sensación de satisfacción y paz. Ya no volvimos a ver a Palomo, como lo llamaba el anciano, pero pensando en ese día estoy seguro de que él hizo más por nosotros que nosotros por él, como pasa en este y otros casos similares

Esperamos que el viejito de tan buen corazón esté bien al lado de su perrito Palomo y damos infinitas gracias a estos médicos por haberlos ayudado. Comparte su historia!

RecreoViral

Fuente: Upsocl, RecreoViral.