fbpx

Con 67 años tiene 400 animales refugiados en su casa y no para de luchar por los callejeritos

En la casa de Doña Esneda caben 400 animales pero en su corazón caben muchísimos más.

En Pereira, Colombia, existe un santuario que se dedica a rescatar y cuidar animalitos abandonados de la ciudad, entre ellos están, perros, gatos, palomas, gallos, conejos, patos, hay animales de todo tipo viviendo allí.

El nombre que recibe es Santuario Doña Esneda o Arca de Noé, ell refugio es dirigido por la señora Esneda Osorio de 67 años, la cual se ha dedicado a rescatar desde hace más 30 años.

El pensamiento de Esneda es claro, ella considera a los animales sus seres de luz, dignos de buen trato, pues para ella no son diferentes a los humanos, incluso, muchas veces, ella asegura que los animales son mejores en muchos sentidos.

DiegoValencia/LaCebraquehabla

Esneda ha renunciado ha absolutamente todo, desde sus 35 años para ella su mundo es cuidar a animales desamparados, renunció a una casa que había logrado comprar con mucho esfuerzo y con sus ahorros y unas pocas ayudas, compró una finca donde actualmente alberga a 410 animales.

Ella asegura que ella y su hijo, que es la única ayuda que tiene en la finca, han pasado hasta tres días sin comer, ella está llena de deudas, la ropa que viste es ropa usada que le han regalado, nunca durante todos estos años ha comprado una sola cosa para ella.

Dentro de su casa no hay lavadoras, teléfonos, licuadoras, planchas, ni televisores, no cuenta con ningún lujo, todo lo destina para sus animalitos.

Podemos pasar hasta una semana comiendo plátanos y tomando agua porque la prioridad es darle de comer a los animales. A mi no me importa, esto me hace sentir libre. – Comenta Esneda a Testigo Directo.

El trabajo de la señora Esneda no para, ella se ve obligada a conseguir a como de lugar, 1000 kilos de comida por mes, los cuales reúne con mucho esfuerzo y con donaciones de la comunidad solidaria de donde ella vive, a los cuales ella se refiere como ángeles de la tierra.

Los 410 animales que actualmente viven al cuidado de Esneda, han llegado allí porque ella los ha rescatado de la calle, de personas que no los cuidan y que los tratan mal, también hay animalitos que han dejado en la entrada de su puerta, pero lo que más sorprende, es que hay muchos de estos peluditos que han llegado allí por su propia cuenta.

Es como si ellos supieran que en ese lugar, van a encontrar el amor y la protección de la que han carecido toda su vida, pues la finca está ubicada a una hora de la ciudad de Pereira, para llegar hay que pasar carreteras, ríos y muchos matorrales y maleza descuidada de otras fincas aledañas a la de ella.

A Esneda no le importa como lleguen ni en que condiciones estén, ella les abre las puertas de su casa y de corazón a todos, nunca le ha dicho a alguno que no, a todos los ha sacado adelante y los ha dado en adopción, a los menos favorecidos, los más complicados de temperamento o si tienen alguna dificultad de salud, se quedan a vivir con ella para siempre.

Desafortunadamente, existen muchas personas que no les gusta los animales y que han actuado de manera grosera y agresiva hacia Esneda y sus hijitos peludos, pues le han quemado parte de su terreno, la han metido en líos legales, la han demandado, han intentado hacerle daño a sus animales.

Muchas personas han actuado en contra de la labor que hace esta mujer, sin embargo, ella no se detiene, no le importa lo que los demás crean ni que intenten hacer en contra de ella, se mantiene fuerte e imponente para proteger a sus chiquitos.

¿Qué inspiró a esta mujer para hacer un trabajo tan duro pero tan bonito?

Esneda cuenta que han sido dos los hechos que la marcaron e hicieron comprender que su misión en el mundo era el de cuidar y ayudar a los animales.

El primero fue cuando tenía 5 años, desde niña se consideró amante de los animales, ella cuenta que tenía un perrito al que amaba mucho, pero que personas irrespetuosas y mal intencionadas, lo apartaron de su lado llevándolo a una finca muy lejana a su casa. Allí lo amarraron a un palo, nunca le daban de comer, tampoco le ponían la más mínima atención, lo mantenían allí como a un ser despreciable, el pobre animalito terminó falleciendo por pena moral.

Ella dice que era muy pequeña para poder hacer algo, pero que ese hecho fue traumatico para su vida y que ahora que tiene edad y más posibilidades, quiere hacer por otros animales lo que no pudo hacer hace tantos años por su perrito.

DiegoValencia/LaCebraquehabla

El segundo acontecimiento que marcó su destino, fue el que ella considera un llamado de Dios, ella asegura que muchas personas no le creen pero que a ella no le importa, ella está segura de lo que vio y se siente feliz de haber sido iluminada.

Esneda cuenta que una madruga, ella despertó porque había mucha luz en su habitación, pensando que ya había amanecido, se levanto apurada al baño, pero cuando regresó se dio cuenta que aún era de noche, un poco desorientada y confundida, se volvió a acostar en la cama, pero entonces vio una mujer sentada al borde de su cama.

Vi que era una persona de vestido blanco con el cabello largo,no le podía ver bien el rostro, sólo la silueta…El rostro se veía borroso y entonces esa figura me dijo «mi padre te manda a decir que debes cuidar de los seres más desprotegidos y los que más han recibido trato inadecuado por parte del hombre. En ese momento yo pregunté ¿los niños?, dijo «no, los animales»… Y la pregunta del millón que hice en mi mente, porque no podía hablar ¿pero con qué dinero? Y me dijo «no desconfíes de la voluntad y de la misericordia de mi padre». – Cuenta Esneda a Diego Valencia de la Cebra que habla.

Desde entonces, la mujer ha cumplido con la petición, está entregada en cuerpo y alma a sus animalitos, se siente feliz con lo que hace y quiere fallecer al lado de todos ellos con la satisfacción de que hizo todo lo que pudo por ellos y que nunca les fallo, pues nunca han aguantado frío hambre o enfermedad, ella no ha permitido que su arca se hunda, pese a que es poca la ayuda que recibe, los animales cada vez son más, no tiene recursos y el estado la ha dejado sola, ella se mantiene de pie y segura de lo que hace.

Si quieres apoyar a esta maravillosa mujer y a los 410 animalitos que dependen 100% de ella, comunicate con Esneda en su Facebook.

DiegoValencia/LaCebraquehabla

Fuente: TestigoDirecto.