Esta perrita produjo leche sólo para poder adoptar a unos gatitos huérfanos

Bastaron tan sólo tres días para que la perrita desarrolla el instinto materno, pues ella nunca antes había sido mamá. 

Los animales son seres de nobleza y bondad, están siempre dispuestos a dar amor y ayudar cuando sienten que pueden hacerlo, un ejemplo de ello, es las hembras de muchas especies que se han mostrado dispuestas a no sólo cuidar de sus propios hijitos, sino también de bebitos de otras hembras que por alguna razón, quedaron desprotegidos.

Casos de estos hay montones y hoy te presentamos uno más de estos, que aunque es algo común, no deja de sorprendernos el profundo amor que vive dentro de los animales.

Clarian Miranda, es una mujer que se encontraba caminado de camino a su casa y se encontró una cajita con cuatros bebés de gato dentro, alguna persona desalmada dejó a estos bebés de a penas días completamente desprotegidos, expuestos a la lluvia, el sol y a todos los peligros que la calle ofrece.

Zoorprendente

Como estos animalitos tenían pocas oportunidades de sobrevivir y Clarian es una amente de los animales, decidió darles una oportunidad, sin pensarlo mucho, cogió la cajita y se llevó a los cuatro bebés a su casa.

Eran tan pequeños que aún no habían abierto los ojos. – Comentó Clarian a Zoorprendente.

Sin embargo, Clarian tenían una preocupación presente y era el hecho de tenía en casa una hijita peludita de raza pitbull, llamada Teresa, aunque ella siempre había sido muy amorosa con otros animales, le preocupa el hecho de que les hiciera daño, pues ellos eran realmente pequeños.

Zoorprendente

Sin embargo, dicha preocupación es esfumó rápidamente, la mujer cogió suavemente a cada uno de los bebés y se los acercó a la perrita para que los oliera y los conociera, ella después de unos minutos y de mirarlos atentamente, los lamió y en ese momento pareció comprender algo, los bebés estaban solitos y la necesitaban, por lo que ella se acostó al suelo, esperando que Clarian se los pusiera en el pecho.

Zoorprendente

Los bebés inmediatamente comenzaron a amantar, sin embargo a Teresa no le salía una sola gota de leche, ella, preocupada y frustrada de no poder hacer lo que los nenes negritos necesitaban, se limitó a abrazarlos para que estos al menos se calentaran.

Me senté en el suelo, abrí la cajita y puse mi mano sobre los gatitos para que Teresa pudiera olerlos. Vi que Teresa se mantuvo tranquila, en ese momento, ella se acostó como si fuera a amamantar. Tomé el primer gatito, y ella lo olió y lamió bastante. Poco a poco fui poniendo a los gatitos a su lado para que tuvieran la calidez del contacto físico. – Explicó Clarian a Zoorprendente.

Zoorprendente

Aunque la reacción de Teresa era encantadora, a Clarian no pareció sorprenderle tanto, pues su perrita siempre había sido muy amable con otros animales, por ejemplo, cuando salía a pasear no le gustaba meterse en el pasto por temor de aplastar a criaturas más pequeñas que ella, también por momentos ha convivido con animales como cacatúas y erizos.

Pasaron tres días en los que Teresa se mantuvo la mayoría de tiempo acostada para que los cachorros pudieran dormir en su regazo y se mantuvieran calientitos, durante esos días, Clarian alimentó a los bebés con leche lactoreemplazante a través de una jeringa, sin embargo y sorprendentemente, la perrita al cuarto día comenzó a producir leche.

Zoorprendente

Sin duda, la perrita cumplió el viejo dicho de que madre es quién cría y así fue, desde ese momento Teresa era más que nadie la mamá de esos cuatro adorables negritos.

En los primeros días, Teresa quiso levantarse para ir a la puerta como de costumbre, pero su sentido de la responsabilidad hizo que se quedara acostada para amamantar a los gatitos y de manera sorprendente comenzó a producir su propia leche. – Añadió Clarian a Zoorprendente.

Zoorprendente

Teresa se convirtió en una madre responsable, dejó las salidas al parque para jugar y a cambio, se quedaba en casa para cuidar a los bebés, los bañaba y los alimentaba cada vez que ella sentía que tenían hambre.

Es Teresa quien hace la rutina de amantar y también la que baña a los pequeños. Ella ya sabe hasta cuándo tienen hambre y se acuesta. Juegan con ella y los cuida con todo el amor de una madre de acogida. – Dijo Clarian a Zoorprendente.

Zoorprendente

La mujer y su esposo están muy orgullos de su hijita peluda y no se arrepienten de haberle dado una oportunidad cuando ella la necesito, pues la familia la adoptó cuando tenía cinco meses y estaba bajo el cuidado de una irresponsable persona que quería convertirla en un animal salvaje, pues había cortado sus orejitas y su colita.

Sin embargo, Clarian y su esposo actuaron rápidamente e hicieron que ella desarrollara la dulzura y el amor natural que estaba en su ser, convirtiéndola hoy en la mamá más amorosa y entregada, aunque los bebés no sean propiamente de ella, ni de su propia especie .

Por ahora Teresa está al total cuidado de los bebés pero cuando estén más grandes, ya no tomen leche, coman pepitas solos y puedan ser esterilizados, Clarian los dará en adopción a personas amorosas y responsables, aquellas que logren sustituir todo los cuidados y el amor que esta perrita les ha dado.

Zoorprendente

Fuente: Zoorprendete.