Los huevos de gaviota pueden comunicarse entre sí para advertir peligros próximos

Envían señales de alerta haciendo que sus cascarones vibren. 

Una investigación publicada en la revista Nature Ecology & Evolution y creada por estudiantes de la Universidad de Vigo, reveló que los embriones que se desarrollan dentro de los huevos de la gaviota patiamarillia (Larus michahellis), la cual vive en la Isla de Sálvora, envían señales de peligro a sus hermanos, de otros huevos, haciendo que vibren las cascaras que los protegen, esta reacción la tienen justo después de que escuchan el llamado de peligro que emiten sus padres a través de algunos sonidos.

Pixabay

Este fenómeno, genera cambios hormonales, epigenéticos y de comportamiento en los polluelos después de que nacen y se desarrollan.

¿Cómo se generó el estudio y que se concluyó?

Los huevos demoran entre 28 y 29 días en eclosionar, una semana antes de que llegará el momento, justo en el momento en que estos animalitos desarrollan el oído, los investigadores agarraron algunos de estos huevos y los pusieron en incubadoras especiales, allí, además de proporcionarles todas las condiciones para su adecuado desarrollo, hicieron algunos experimentos.

Pixabay

En esa última semana antes de nacer, los investigadores imitaron a través de parlantes, los sonidos que hacían sus padres cuando querían ponerlos en alerta, ante esto, no sólo los polluelos avisaban a sus hermanos haciendo vibrabar la cascara, sino también, después de que nacieron, actuaron de manera más rápida cuando se sentían en una situación de peligro. 

Pixabay

Corren y se esconden a más velocidad en cuanto escuchan la llamada de sus padres, lo que disminuye la probabilidad de que sean cazados. – Señala José Carlos Noguera, responsable del estudio a ABC Ciencia.

Sin embargo, esto no era todo, los investigadores descubrieron algo aún más sorprendente. Los polluelos que alguna vez fueron expuestos a los sonidos de alerta, fueron puestos en una incubadora donde fueron criados con otros bebés gaviota que nunca habían sentido ruidos de peligro. Cuando este segundo grupo de gaviotas bebé fue estudiado, se observó que estaban presentando  los mismos cambios epigenéticos y hormonales, así como también el comportamiento de respuesta rápida ante situaciones de peligro. Así que, ¿Cómo se puede explicar esto?

Los científicos creen que sucedió un fenómeno al que llamaron transmisión de información de polluelo a polluelo, a través de la vibración de cada uno de los animalitos.

Pixabay

Hay un uso de pistas sociales, de la misma manera que si conduces por una autovía y tienes hambre, nadie te dice si en un sitio se come bien, sino que te guías por el número de coches y camiones que el restaurante tiene en la puerta. – Explica José Carlos Noguera a ABC Ciencia.

Parte del experimento consistió en evaluar a un grupo de polluelos que se desarrollaron en una incubadora independiente, estos, como era de esperarse, no presentaron cambios tan notorios ni tampoco respondieron de forma tan rápida ante el peligro, sin embargo, curiosamente nacieron más sanos, grandes y libres de estrés, pues según explican los investigadores, el estrés hace que los polluelos nazcan de un tamaño inferior.

El estrés en la gestación tiene beneficios, pero también costes asociados. – Añadió José Carlos Noguera a ABC Ciencia.

Los científicos consideran que este fenómeno de alerta y aviso, se puede presentar en más especies de aves, pero hasta un nuevo y detallado estudio, no se puede determinar nada.

Pixabay

Fuente: ABCCiencia.