fbpx

Este ciervito pensó que un muñeco de tiro era su mamá, como era huérfano se le acurrucó

No podemos expresar el dolor que nos causa que un desalmado cazador deje a un pequeñito como este sin su madre, lo sentimos muchísimo.

La caza furtiva no solo reduce la población de especies que están o no en peligro de extinción, sino que también deja un hueco en el ecosistema y la familia a la que los animales víctimas pertenecen.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por 🐾🐾🐾 (@animalsmv) el

Una situación que hay que observar con la lupa del corazón.

Crecer sin un papá o una mamá, en cualquier contexto es una situación bastante triste, sin embargo, cuando hablamos del reino animal hay que hacerlo de una manera distinta. Por suerte, los humanos contamos con familiares que pueden hacerse cargo de nosotros, si llegáramos a pasar por algo parecido y no tuviéramos a nadie, el habla nos ayudaría a salir adelante.

Pero hay que pensar un poco más allá y no solo en nosotros. ¿Qué sucede con los animalitos que han perdido a sus padres a causa de la caza indiscriminada?

Claramente esto fue lo que le sucedió a esta cría de ciervo que luego de que su madre fuera víctima de la caza, no tuvo más remedio que tratar de sobrevivir solito, aunque las posibilidades de que haya logrado mantenerse con vida, tristemente son bajas.

Tal vez buscando algo de alimento o una manada en la cual fuera recibido, este pequeñín se topó con lo que consideró seguro y fiable por la similitud a su madre.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por huntingoffice (@huntingoffice) el

Mamá, eres tú?

Un maniquí utilizado para practicar tiro con forma de ciervo, dio al huerfanito la paz y tranquilidad de estar al lado de su mamá, por lo que él sin pensarlo dos veces, se acurrucó como si lo estuviera haciendo con su fallecida madre.

La imagen rompe corazones y  compartida en sus redes sociales por una organización animalista española, llamada Anima Naturalis, acompañada de un sentido mensaje que dice:

Nos hemos quedado sin palabras. Este cervatillo confundió un objetivo de práctica con su madre. Nuestro corazón está con todos los animales víctimas de la caza – Anima Naturalis.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por AnimaNaturalis (@animanaturalis) el

El pequeño cuerpo de la cría reposa al lado del maqui, mientras las marcas de las municiones en el ciervo de madera, demuestran la cruda realidad que viven los animales donde la caza es considerada erróneamente como mecanismo de control de la población o simplemente un deporte.

Quizás este pequeñín por su agilidad ha logrado mantenerse a salvo, aunque esto no es un boleto que le de una seguridad de por vida.

Aunque se desconoce el paradero del ciervo bebé, esperamos haya logrado salvarse de las municiones de la inhumanidad y esté teniendo la familia que antes le arrebataron.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Taejo Internacional (@taejointernacional) el

Hay situaciones que no comprendemos y quizás nunca lleguemos a hacerlo, como por ejemplo que la caza en la mayoría de las ocasiones, no se haga por necesidad, sino por pasatiempo. Disfrutar del dolor del otro nos hace seres desdeñables.

Fuente: Anima Naturalis.