fbpx

Estudiante mexicana inventa croquetas anticonceptivas para los perritos de la calle

Un gran invento que mejoraría mucho la calidad de vida de las perritas de la calle.

El problema de sobrepoblación de animales en estado de abandono, es un problema que se ha creado en todos los países del mundo, algunos han podido combatirlo con acciones éticas y efectivas para los animales, pero otros, han dejado que el problema aumente hasta hacerlo incontrolable.

Dicho problema recae principalmente en los millones de perritos y gaticos que sufren en esta situación, no tienen alimento ni refugio, condiciones que permiten la proliferación y el contagio descontrolado de todo tipo de enfermedades virales, infecciosas,  parasitarias, respiratorias y gastrointestinales.

Pixabay

México es uno de los países con cifras más elevadas con respecto al abandono de animales y así mismo de su descontrolada reproducción. Según un informe de 2016, de la Organización Animal Héroes, existían para ese entonces 23 millones de perros en situación de calle en todo México, en el 2013, la Ciudad de México hizo su propio censo, con ayuda de la Secretaría de Salud,  el cual arrojó que para ese momento habitaban un millón dos mil caninos en estado de abandono.

La Asociación de Médicos Veterinarios locales aseguran además que la población canina sin hogar aumenta un 20% cada año y que de todos los animales que existen en el país, sólo el 30% tiene un hogar.

Pixabay

México plantea una posible solución.

Desde el 2017, la estudiante de doctorado y profesional en medicina veterinaria, Sheila Irais Peña y su equipo de trabajo, crearon una croqueta de alimento anticonceptiva para los animales en estado de calle, la cual contiene sustancias que inhiben hasta dos celos por año, lo que cubriría toda la etapa fértil de la hembra.

La idea es que la croqueta contenga una sustancia que bloquee el ciclo reproductivo del organismo, después de ingerida, pasados tres o cuatro días se presenta la alteración en el aparato reproductor de la hembra.

La estudiante ha hecho énfasis en que es un método que no será invasivo ni nocivo para la salud del animalito.

La idea surgió debido a que los métodos que existen son nocivos para el animal, en la mayoría de animales a los que se les ha dado estos productos, su organismo ha reaccionado de forma negativa, por ejemplo la utilización de productos muy cargados hormonalmente, en su mayoría han causado problemas como mastitis, biometras, entre algunos otros.

También, la estudiante recalcó que aunque el método más usado actualmente para controlar la sobrepoblación es la esterilización, el cual es muy efectivo. Es un procedimiento un poco invasivo y además poco operativo en el caso de los animales de calle, pues estos no tienen papás que estén dispuestos a pagar sus procedimientos ni tampoco quienes los cuiden en la etapa postoperatoria.

Pixabay

Hasta el momento se han trabajado con 40 ejemplares de perritas, los datos arrojados por la investigación son prometedores, sin embargo, aún no puede ser lanzada al mercado, debido a que se siguen evaluando ciertos aspectos que garanticen su efectividad y bienestar al 100%.

Se continúan evaluando aspectos como los efectos secundarios a largo y corto plazo del consumo de la croqueta, como también efectos que pueden ocasionar el consumirla constantemente, es decir, como son perritos callejeros no se puede controlar la cantidad de veces que la ingieran, por lo que se debe llegan a una cantidad de sustancia racionable, de tal forma que no importe la cantidad de veces que la coman.

Estamos en una etapa crucial, pero sería muy arriesgado decir que ya tenemos una croqueta anticonceptiva. – Comentó Sheila en un comunicado a Milenio.

El proyecto fue realizado en la Universidad Autónoma Metropolitana, en Unidad Iztapalapa y dirigido por el doctor Héctor Serrano, responsable del Laboratorio de Biología Molecular y Regulación Endócrina de la UAM.

Pixabay

Otros aspectos positivos.

A partir del nuevo invento realizado por la Universidad, se están generando nuevas políticas e iniciativas en pro de los animalitos callejeros, una de las principales en el momento es el de facilitarles comida a partir de políticas públicas, que por ejemplo, proporcionen comedores que sean distribuidos por todas las calles del país, así la comida que tendrá la sustancia anticonceptiva, podría ser proporcionada constantemente a los animalitos de la calle, lo que también, les proporcionaría alimento permanente.

Este es un excelente producto que puede realmente ayudar a mejorar las condiciones de los callejeritos, sin embargo, no olvidemos que lo que ellos más necesitan es ser adoptados, amados, protegidos y respetados. Hay que buscar las alternativas que permitan siempre proporcionarles la mejor calidad de vida posible, así estén en la calle. Sin embargo, es importante enfocarse en un propósito claro y es el que sean tratados como seres vivos, ellos son merecedores de una familia, de una camita, de caricias, de compañía, de salud y de infinito cariño para eso también hay que buscar las formas de poder hacerlo posible, para todos los animalitos que lo necesitan y que a gritos lo piden, no con palabras, sino con miradas.

Pixabay

Fuente: Milenio.